Un hombre de Albacete irá a la cárcel por las vejaciones a las que sometió a su mujer

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Albacete ha condenado a una pena de 4 años y 6 meses de prisión a J.M.M. como autor responsable de seis delitos por golpear a su pareja sentimental desde 2017 hasta mediados de 2018, abusar de ella en una ocasión, y amenazarla con matarla.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, recoge como hechos probados varios acontecimientos, dándose el primero de ellos el 9 de mayo de 2018, cuando discutió en el coche con su pareja, M.G.A.G., y la llevó hasta el pantano del Cenajo donde la discusión incrementó hasta propinarle un fuerte empujón con el que la tiró al suelo y le causó lesiones que no precisaron de tratamiento quirúrgico o médico.

El segundo acto que se narra se sitúa el 25 de diciembre de 2018, el acusado llevó a M.G.A.M. en coche a la parte trasera de un centro donde le dijo que tenía un tumor cerebral y que como consecuencia se iba a morir. Un hecho que impactó "enormemente" a su pareja quien terminó llorando. Fue entonces cuando el acusado, aprovechándose del estado de debilidad emocional de su pareja, se puso encima de ella y comenzó a desvestirla con intención de mantener relaciones sexuales con ella.

Algo a lo que M.G.A.M. se negó pero ante el estado de shock en el que se encontraba, y al darse cuenta de que no tenía otro modo de regresar a su vivienda que el vehículo del acusado, no pudo reaccionar y J.M.M. comenzó a penetrarla hasta eyacular, pese a que ella no lo había consentido.

En una tercera ocasión, en día no determinado del mes de enero de 2019, ambos quedaron para hablar y ver si retomaban la relación en un polígono de Hellín. Estando allí, la chica se percató de que J.M.M. llevaba en su vehículo un cuchillo tipo sierra, y tras pedirle explicaciones, él le dijo que era para matarla si no volvían a ser pareja.

Desde ese momento, M.G.A.M. no quiso volver a mantener ningún contacto con el acusado, quien no terminó de asimilar la negativa de ella y comenzó a realizarle múltiples llamadas, llegando a ser más de 30 en escasas horas. Además, comenzó a merodear cerca de su domicilio para saber con quién salía y qué hacía, así como solicitar a las amistades de ella información de lo que hacía. Una actitud que impedía a la que había sido su pareja, desarrollar su vida con normalidad.

Por último, en la sentencia se recoge que en una de las rupturas temporales de la pareja, el acusado le advirtió que como la viese por la calle la iba a atropellar, e incluso en una ocasión en 2019, hizo ademán de atropellarla.

Penas que le imponen

Es por estos hechos por los que se ha decidido condenar a J.M.M., señalando que se tratan de seis delitos, siendo dos de ellos por los que se le impone prisión, por el delito de abuso sexual recae sobre él la pena de 4 años de prisión y 5 años de libertad vigilada. Por el delito de maltrato habitual, se le impone la pena de 6 meses de prisión.

A estos dos delitos, en la sentencia se indica que también se le condena por delito de violencia de género, dos delitos de amenazas y delito de acoso. Es por ellos por los que se procede a imponer al acusado la pena total de 165 días de trabajos en beneficio de la comunidad.

Mientras que por los seis delitos, cae sobre el acusado la pena de 15 años de privación del derecho a la tenencia y porte de armas con pérdida de vigencia, y prohibición de acercarse a M.G.A.M. a una distancia inferior a 500 metros o comunicarse con ella durante 15 años.

Compartir