APUESTA ELECTORAL DEL PSOE PARA GANAR VEINTE ESCAÑOS EN LAS PROVINCIAS CLAVE

Cuatro provincias de Castilla-La Mancha, entre las más decisivas de Pedro Sánchez para arañar escaños

Pedro Sánchez, en una imagen de archivo
Pedro Sánchez, en una imagen de archivo

Cuatro provincias de Castilla-La Mancha están entre las más decisivas de Pedro Sánchez para arañar escaños y ganar las elecciones generales, según una interesante información que este jueves publica el periódico El Independiente a partir de las previsiones que se hacen en el Comité Federal del PSOE. Se trata de las provincias de Albacete, Cuenca, Ciudad Real y Guadalajara. Sólo la provincia de Toledo queda fuera de este pronóstico electoral que plantean los socialistas para ganar en abril.

Lo cuenta este jueves el periódico digital El Independiente. El PSOE intenta aprovechar al máximo la oportunidad histórica que le brinda la división de la oferta electoral en la derecha para ganar las elecciones once años después de su última victoria. Con ese objetivo, el Comité Electoral del PSOE centra la actividad Del presidente del Gobierno y candidato en las 26 provincias decisivas para consolidar esa mayoría electoral y facilitarle a Pedro Sánchez, incluso, la hegemonía en el Senado. Entre esas 26 provincias decisivas se encuentran cuatro de Castilla-La Mancha: Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Guadalajara.

Burgos, Cantabria, Ávila, Valladolid, Ciudad Real, La Rioja, Asturias y Navarra, entre otras, ya han recibido la visita de Pedro Sánchez, que combina el acto institucional matutino como presidente del Gobierno con el mitin vespertino como candidato socialista para justificar así sus desplazamientos en el avión oficial del Gobierno.

Fuentes del Comité Electoral del PSOE explican que Sánchez peinará todas las provincias que reparten entre uno y cinco escaños, 26 aparte de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Se trata de Soria, Ávila, Cuenca, Guadalajara, Huesca, Palencia, Segovia, Teruel, Zamora, Salamanca, La Rioja, Ourense, Lugo, Lérida, León, Cáceres, Burgos, Albacete, Álava, Cantabria, Castellón, Ciudad Real, Huelva, Jaén, Navarra y Valladolid. En un sistema electoral de cinco partidos como el actual, los que queden en cuarta y quinta posición en esas circunscripciones no obtendrán escaño y los votos que reciban serán inútiles.

Este diseño electoral, adecuado al anterior sistema bipartidista, perjudicó durante décadas a Izquierda Unida. Ahora los damnificados pueden ser Podemos, PP, Ciudadanos y Vox, según la posición en la que queden cada uno en votos en cada una de esas provincias el 28-A. Esas circunscripciones reparten unos cien escaños y entre 25 y 30 pueden bailar entre dentro y fuera por cada partido.

COMPARTIR: