YA SON 21 LOS CASOS CONFIRMADOS EN ESTE BROTE

Motín de más de cien inmigrantes del asentamiento ilegal de Albacete al saltarse las restricciones del covid y cortar la circunvalación

Imagen de Twitter Imagen de Twitter

Más de un centenar de inmigrantes que residen en el asentamiento ilegal de la carretera de Peñas, en la ciudad de Albacete, con restricciones de movilidad desde el viernes por un brote de COVID-19, que deja ya 21 casos positivos confirmados, se han saltado este mediodía las directrices de la Policía y han cortado la Circunvalación. La situación se ha normalizado después de más de una hora de protestas. Los temporeros han vuelto a su asentamiento.

Así, este mediodía han protagonizado incidentes en la Circunvalación, una de las arterias de la movilidad en la ciudad de Albacete, cerca de la antigua nave de 'Cereales Saltó', donde alrededor de 500 temporeros residen en el asentamiento ilegal que ha quedado controlado por las fuerzas policiales desde el viernes.

En la zona, según han narrado a Efe testigos presenciales, se han vivido momentos de tensión en alguna terraza de hostelería, donde había clientes a la llegada de los manifestantes, quienes han protagonizado diversos enfrentamientos con la Policía Nacional.

Los manifestantes mantienen cortada la Circunvalación y en la zona hay tanto efectivos de la Policía Nacional como de la Local, que tratan de normalidad la situación sin que, hasta ahora, haya trascendido si hay o no detenidos.

El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha manifestado públicamente su preocupación por estos hechos que se están produciendo este domingo en Albacete y ha ofrecido su colaboración al presidente de la Junta, Emiliano García-Page.

Los inmigrantes vuelven al asentamiento

Efectivos de la Policía Nacional y Local de Albacete han conseguido este mediodía, y tras más de una hora de protestas en la Circunvalación de la ciudad, que los más de cien inmigrantes que se habían saltado la restricción de movilidad del asentamiento donde se ha detectado un brote CODID-19 retornaron a su lugar de origen.

Hasta la zona se ha desplazado el subdelegado del Gobierno en la provincia, Miguel Juan Espinosa, para seguir de cerca las actuaciones para acabar con la protesta, que ha llevado a los manifestantes a increpar a vecinos que estaban en las terrazas de hostelería de la zona o a cortar la Circunvalación, increpando a conductores que les afeaban su actitud.

Los inmigrantes han salido alrededor de las 12:00 horas de la antigua nave de 'Cereales Saltó', donde cerca de 500 temporeros viven en un asentamiento ilegal, que quedó cerrado por la Policía este pasado viernes, al detectarse un caso de COVID-19 entre una persona que había estado viviendo allí.

Hasta este domingo son 21 los positivos confirmados, que han sido confinados en el pabellón del instituto 'Tomás Navarro Tomás', aunque se siguen haciendo pruebas.

Desde el viernes, la Policía vigila la zona y voluntarios de Cruz Roja y Protección Civil han estado acudiendo a la misma para repartir comida y otros enseres entre los inmigrantes, principalmente temporeros que trabajan en las campañas agrícolas en otros puntos de la provincia.

Este mediodía, alrededor de un centenar han protagonizado los altercados al salir del asentamiento sin permiso, aunque algo más de una hora después la Policía lograba que volvieran, después de registrarse momentos de tensión y que la zona haya visto un notable incremento de efectivos policiales, que se mantienen en el lugar.

Refuerzo policial

La Policía Nacional ha reforzado su presencia en este asentamiento de Albacete afectado por un brote de COVID-19 desde el pasado viernes, después de que numerosos temporeros del mismo se hayan saltado este domingo el confinamiento, cortando varias calles de la ciudad.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha han confirmado a Europa Press que, desde esta mañana, la Policía Nacional ha realizado actuaciones de refuerzo a la Policía Local y en las próximas horas se redoblará ese refuerzo con efectivos de unidades llegadas de otras provincias.

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Albacete, Manuel Serrano, ha exigido al alcalde de Albacete, Vicente Casañ, que solicite al Gobierno de España la presencia del Ejército en la ciudad o de miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado "en número suficiente para poder devolver el orden a la ciudad y la tranquilidad a los vecinos".

Además, han pedido al presidente del Gobierno regional, Emiliano García-Page, y del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, que "tomen cartas en el asunto" para garantizar la seguridad tras los acontecimientos de este domingo, "cuando decenas de inmigrantes de los asentamientos de la carretera de las Peñas se han saltado el confinamiento, cortando calles e incluso agrediendo a vecinos y destrozando negocios y mobiliario urbano".

"Pese al trabajo de los agentes de la Policía Local de Albacete y de la Policía Nacional, están desbordados ante el escaso número de efectivos para hacer frente al gran número de personas de los asentamientos", ha indicado Serrano en nota de prensa.

De hecho, el portavoz popular, que ha solicitado una reunión de urgencia de la Junta de Portavoces, el fin de dirigirse al Gobierno de España para que ponga los medios necesarios, ha exigido que, toda vez que se ha ido reconduciendo la situación, se garantice que los temporeros guardan la cuarentena hasta que ya no suponga un riesgo de contagio para el resto de albaceteños.

Serrano también ha pedido que, una vez que se garantice a seguridad sanitaria y pase el periodo de confinamiento, se lleven a cabo las actuaciones necesarias para demoler de manera inmediata las construcciones en las que se forman los asentamientos formados por más de 400 personas en la zona de la carretera de las Peñas "que además está en estado de ruina y no reúne las condiciones de seguridad y salubridad necesaria".

La opinión de Vox

En el mismo sentido, la portavoz del Grupo Municipal de Vox, Rosario Velasco, ha lamentado estos hechos y ha criticado la "falta de previsión de Subdelegación del Gobierno y equipo de Gobierno municipal".

Velasco ha relato que, este domingo, sobre las 12.00 horas, uno de los miembros del grupo municipal ha acudido al asentamiento de la carretera de Las Peñas "dado el oscurantismo que ha mostrado el alcalde y su equipo respecto a este tema" y allí se ha encontrado con carretera cortada por un coche de la Policía Municipal, "pudiendo observar como de fondo la turba iniciaba su marcha sobre la ciudad".

"El Grupo Municipal al que represento no ha dejado de denunciar estos asentamientos ilegales y el peligro que suponen para la salud y seguridad de los albaceteños, dadas las penosas condiciones de vida que en ellos se observan, pero lo de hoy viene a demostrar todo lo que hemos avisado, se ha puesto en peligro a los albaceteños, a nuestros policías municipales y nacionales y todo ello por una absoluta falta de previsión de una Subdelegación de Gobierno y un ayuntamiento, que de una manera tan estricta han aplicado las sanciones del COVID-19 a los albaceteños, y que tan laxos han sido con quienes montan asentamientos ilegales", ha remarcado.

A juicio de la edil, era cuestión de tiempo que aparecieran casos de COVID-19 como también era cuestión de tiempo que sucediera lo que ha sucedido hoy. "Confinan a un grupo de personas y no mandan casi medios a controlar la situación, cuando tuvieron que confinar un edificio de la calle Baños no faltaron medios, y ahora poniendo en riesgo la seguridad de los agentes de nuestra policía, dejan una vigilancia testimonial en el asentamiento". En este sentido, ha visto "imperativa" la intervención del Ejército, para garantizar la seguridad y salud de la ciudadanía.

Más reacciones

Desde IU, por su parte, han señalado quien tiene que intervenir no es el Ejército sino las administraciones competentes para garantizar a estas personas un alojamiento digno, condiciones básicas de higiene y alimentación, tanto para aquellos que trabajan, como para quienes ahora deben guardar cuarentena.

Izquierda Unida Albacete, que ha condenado cualquier tipo de violencia, ha exigido "una solución digna y de rostro humano para los temporeros de Albacete, una solución a largo plazo que garantice condiciones humanas para la gente que viene a trabajar a nuestros campos" pues a las "precarias condiciones a que se enfrentan los temporeros inmigrantes" este año se suma la situación provocada por el coronavirus.

"A pesar de que se ha podido proporcionar algunas cosas básicas, la realidad es que las condiciones del asentamiento no son las adecuadas para vivir, mucho menos para pasar una cuarentena con personas que podrían estar enfermas", ha señalado la formación, que ha indicado que el problema de este asentamiento no es nuevo.

Según la formación, la precariedad de los trabajadores temporeros no es exclusiva de Albacete y necesita una solución real que afronte el grave problema que tiene a tantos trabajadores en una situación infrahumana.

También CCOO Albacete ha exigido al Ayuntamiento y al resto de administraciones públicas, así como a los empresarios del campo una solución "inmediata y definitiva" al problema de los asentamientos ilegales.

Desde CCOO han condenado "cualquier comportamiento incívico y agresivo" que pueda producirse en la ciudad pero ha recordado "que las condiciones infrahumanas y de insalubridad que viven estos trabajadores inmigrantes se repiten año tras año", como ha destacado la secretaria general de CCOO Albacete, Carmen Juste.

"Es un problema histórico, al que no se le ha querido dar una solución y que este año se agrava mucho más debido a la pandemia provocada por el COVID-19", ha señalado, haciendo un llamamiento a los empresarios del campo para que no eludan su responsabilidad pues "tienen la obligación de proporcionar una vivienda digna a todas las personas temporeras que trabajan para ellos y que recogen sus cosechas".

Compartir
Update CMP