POLÉMICA EN AZUQUECA DE HENARES, GUADALAJARA

Monumental cabreo de un alcalde de Castilla-La Mancha con una empresa que deja colgado un gran proyecto

José Luis Blanco, en una imagen de archivo
José Luis Blanco, en una imagen de archivo

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Azuqueca de Henares (Guadalajara) ha aprobado en su sesión de este martes el inicio del expediente para proceder a la resolución del contrato de las obras de construcción del nuevo Centro Cultural.

Según los informes presentados por los técnicos municipales de Urbanismo, la obra está parada y presenta un retraso mínimo de cinco meses, según han informado en nota de prensa desde el Consistorio azudense.

El alcalde, José Luis Blanco, ha manifestado su malestar ante esta situación porque "queríamos que el próximo curso el alumnado de los talleres municipales de pintura, escultura, danza, música, interpretación y del resto de disciplinas artísticas pudieran utilizar las nuevas instalaciones", ha asegurado.

"Nos resulta indignante que por segunda vez una empresa constructora con la que hemos suscrito un contrato tras su participación en un proceso de licitación de obra pública abandone los trabajos y nos deje en una absoluta situación de desamparo", ha añadido.

Desde el Ayuntamiento ya han anunciado el inicio de todos los trámites que permitan resolver por incumplimiento el contrato con Eiffage Infraestructuras y proceder a reclamar a esta empresa los daños y perjuicios que el abandono de las obra ha generado al Ayuntamiento de Azuqueca.

"Vamos a defender los intereses de la ciudadanía de Azuqueca hasta el final", ha asegurado el alcalde, ante el importante retraso en las obras de construcción del nuevo Centro Cultural.

Eiffage Infraestructuras reanudó las obras el pasado septiembre, tras haber procedido el Consistorio a resolver el contrato suscrito inicialmente con la empresa Gyocivil, con la que el Ayuntamiento está pleiteando actualmente por los incumplimientos de contrato.

La construcción del nuevo Centro Cultural en el antiguo cuartel de la Guardia Civil, como ampliación a la actual Casa de la Cultura, es uno de los proyectos de transformación urbana y mejora social planteados en el anterior mandato.

Actualmente hay cerca de 800 alumnos en los talleres municipales que imparten clase en las instalaciones de la Casa de la Cultura, construida en 1984 y que se muestra insuficiente para albergar la creciente actividad cultural y educativa en el municipio.

COMPARTIR: