PODRÍA LLEGAR CONSENSUADO ESTE MISMO AÑO AL CONGRESO

Buenas sensaciones y primer paso dado hacia un nuevo Estatuto de Castilla-La Mancha

Los negociadores se han realizado una foto de familia en el Palacio de Fuensalida (Ó. HUERTAS) Los negociadores se han realizado una foto de familia en el Palacio de Fuensalida (Ó. HUERTAS)

Este miércoles ha tenido lugar la primera reunión entre el Gobierno de Castilla-La Mancha y los tres grupos políticos con representación en las Cortes regionales --PSOE, PP y Cs-- de cara a configurar un nuevo Estatuto de Autonomía, y todas las partes han llegado a un primer compromiso que pasa por confeccionar el nuevo texto desde cero y no a base de reformar el vigente.

El vicepresidente del Gobierno autonómico, José Luis Martínez Guijarro, ha defendido que en el camino que hoy empieza se buscará un texto que "mejore la capacidad de autogestión y que incorpore algunas cuestiones más". La propuesta del Gobierno es que ese nuevo Estatuto y su tramitación "sea mediante Proyecto de Ley, impulsado por el Ejecutivo, de acuerdo con los grupos parlamentarios", una alternativa mejor a que nazca de la iniciativa de los grupos parlamentarios en formato Proposición de Ley.

Martínez Guijarro prefiere la fórmula del Proyecto de Ley, ya que tal y como ha recordado gozará con este formato de más respaldo jurídico. Ahora se han dado unos días de plazo para ver "asuntos imprescindibles" por parte de Cs, PP y PSOE, y a partir de ahí, el objetivo es que en verano pueda haber un texto presentado en las Cortes de Castilla-La Mancha para poder tenerlo aprobado antes de fin de año para mandarlo al Congreso de los Diputados.

Para el Gobierno de Castilla-La Mancha, es imprescindible poder blindar derechos sociales y económicos; abordar asuntos relacionados con la regeneración institucional como la supresión de aforamientos o retocar la legislación electoral; diseñar una nueva "arquitectura institucional" en la región; y mejorar la capacidad legislativa de la Comunidad Autónoma para poder elaborar decretos leyes para cuestiones puntuales.

Además, propone mejorar el régimen competencial de la Comunidad Autónoma "para adaptarlo a las nuevas realidades económicas que se viven en el siglo XXI" en todo lo relacionado con las nuevas tecnologías o Economía Circular.

Martínez Guijarro ha sugerido poder regular en el Estatuto las relaciones tanto con el Estado como con las instituciones europeas o con otras comunidades autónomas; plantea incluir aspectos relacionados con la búsqueda de una mejor financiación autonómica; o reclamar competencias "en materia de gestión específica en cada una de las cuencas" hidrográficas que pasan por la región. "No renunciamos a tocar el tema del agua, que tiene que estar presente", ha aseverado.

No se ha hablado de la ley electoral

En cuanto a la reforma electoral, si bien ha dicho que "no se ha hablado", ha abierto la puerta a que el nuevo Estatuto no fije un número de diputados o una horquilla, y sí refleje un número máximo o uno mínimo.

Para ello, propone "una redacción lo suficientemente amplia y flexible para adaptar distintos modelos que se puedan desarrollar desde el punto de vista legislativo". Eso sí, siempre mejorando la representatividad, para lo cual, ha dicho, "hay muchos modelos electorales".

Por último, Martínez Guijarro ha pedido aprovechar la "experiencia" en elaboración de estatutos de los últimos años, para lo cual ha avanzado que se tendrán en cuenta las distintas sentencias judiciales que ya se han pronunciado sobre algún extremo particular de todos los estatutos de autonomía aprobados en los últimos años en España.

La portavoz del Grupo Parlamentario Ciudadanos, Carmen Picazo, ha explicado que la formación naranja quiere "un Estatuto del siglo XXI" y que, entre otras cosas, recoja que todo castellano-manchego, independientemente de donde viva, tenga acceso a Internet, como ya adelantó este martes el partido.

Además, ha apuntado que este nuevo Estatuto debe nacer del consenso y tiene que "velar" por asuntos que "estaban aparcados" como una mejor financiación de los ayuntamientos y las entidades locales, así como "velar" por las personas que denuncien corrupción siguiendo las instrucciones de las directivas de la Unión Europea.

Ciudadanos también desea que la iniciativa privada se refleje en el nuevo texto que se va a negociar. Picazo ha explicado que los grupos tienen que ponerse de acuerdo en si este nuevo Estatuto se tramita como proyecto de ley o como proposición de ley y ha calculado que en unos quince días volverán a reunirse para empezar los trabajos.

Francisco Cañizares, en representación del Partido Popular, ha arrancado su intervención reivindicando que el formato de un nuevo Estatuto es más favorable, toda vez que el vigente cuenta con 40 años de vida.

El nuevo Estatuto "tiene que servir para conseguir el progreso y el bienestar de los ciudadanos de la región", algo que en lo que todos los grupos políticos "se han mostrado de acuerdo".

Un "Estatuto de tercera generación" que permita "afrontar el futuro" y en el que los ciudadanos vean reflejados "sus derechos sociales", y todo ello a raíz del "consenso".

La negociación arranca "sin líneas rojas y sabiendo que el consenso es indispensable para que el acuerdo de los tres grupos políticos tenga vocación de permanencia y de mejoría de la región", que es la razón de haber iniciado estos contactos.

Para ello, la actitud del PP "será de mano tendida", y espera que sea recíproca por parte del Gobierno regional, y ahora Emiliano García-Page "tiene que coger la mano tendida para hablar de otros temas que preocupan a los ciudadanos, como la despoblación o los problemas del campo".

El secretario de Organización del PSOE castellano-manchego, Sergio Gutiérrez, ha celebrado que ya se han conseguido "los mimbres" para un nuevo Estatuto, celebrando que todos los grupos están de acuerdo en "blindar el futuro" de la región, y para ello también hay acuerdo para reivindicar una mejor financiación autonómica.

El socialista ha querido aparejar la tramitación estatutaria con la defensa de una mejor financiación autonómica, y ahora se presenta "una oportunidad única que hay que vivir con la ambición de quienes han comprendido que necesitamos un modelo estable y un modelo social que perdure y que no sea vulnerable a los caprichos de las crisis económicas".

Para ello, el PSOE tiene claro que el primer objetivo del nuevo Estatuto pasa "por garantizar los derechos sociales" tanto en mundo rural como urbano; derecho a la autonomía personal de los mayores; o derecho a una igualdad real y efectiva para las mujeres.

"Los derechos de ciudadanía y sus libertades públicas tienen que ser el denominador común que impregne el Estatuto de Autonomía", ha defendido Gutiérrez, quien aboga además por mejorar la "cohesión" en todo el territorio o avanzar en los derechos de participación ciudadana "desde la regeneración democrática".

Con todo, ha retomado el asunto del agua, ya que "hay que avanzar en la coparticipación de la región en el debate nacional, pero también mejorando en la gestión y en las competencias que a este respecto tiene la región".

Todos los participantes

En esta primera reunión se han sentado en la mesa por parte del Gobierno el vicepresidente, José Luis Martínez Guijarro, y el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina.

Por parte del PSOE, ha acudido el presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Fernando Mora, su portavoz, Ana Isabel Abengózar; y el diputado nacional y secretario de Organización del PSOE en la región, Sergio Gutiérrez.

Del PP han estado presentes la portavoz del Grupo Popular, Lola Merino; el senador Paco Cañizares, y el exportavoz del Gobierno de María Dolores de Cospedal Leandro Esteban, y de Ciudadanos, la portavoz del Grupo, Carmen Picazo; el presidente, Alejandro Ruiz, y el diputado regional David Muñoz.

Compartir
Update CMP