TENÍA 98 AÑOS

Muere el diseñador francés Pierre Cardin, uno de los padres de la moda futurista

Pierre Cardin
Pierre Cardin

Pierre Cardin, un diseñador que revolucionó la moda y construyó un imperio de la alta costura, ha muerto a la edad de 98 años, según ha anunciado la Academia de Bellas Artes de Francia.

Con el fallecimiento de Cardin, Francia pierde a uno de los más grandes visionarios de la moda, conocido por desarrollar conjuntamente la moda futurista y comercializar su nombre en todo el mundo.

El diseñador nació en Italia el 2 de julio de 1922, hijo de un comerciante de vinos francés. Después de la Segunda Guerra Mundial, comenzó a trabajar como ilustrador de moda en París en la casa de moda Paquin.

Poco después, se mudó a Christian Dior, donde ayudó a crear el legendario 'New Look' en 1947. Tres años más tarde, fundó su propia empresa de alta costura. Cardin continuó diseñando colecciones hasta la época más reciente.

Junto con Paco Rabanne y Andre Courreges, fue considerado el inventor de la moda futurista. A principios de la década de 1960, envió a sus modelos por la pasarela con trajes y cascos de astronauta. Sus diseños futuristas le granjearon enemigos en el mundo de la moda, pero Cardin reconocía que eso no le molestaba.

Encontró sus ideas en todas partes: incluso un jarrón podría proporcionar inspiración. Entre sus creaciones más exitosas se encuentran minivestidos de corte geométrico con patrones de tiro al blanco y faldas con rayas de vinilo.

El veterano de la industria fue el primer modisto en lanzar una colección pret-a-porter, y el primero en prestar su nombre a innumerables productos como muebles, agua mineral, tocadiscos y automóviles.

Cardin también se adelantó a su tiempo en otros aspectos: estableció conexiones con la ex Unión Soviética antes que nadie y fue uno de los primeros en apostar en el mercado chino. Su negocio en la moda convirtió a Cardin en uno de los hombres más ricos de Francia.

El creador deja atrás un imperio de la moda de cientos de fábricas y licencias en todo el mundo.

Compartir