PIDEN UNA SUSPENSIÓN CAUTELAR DE LOS RESULTADOS DE LAS PRIMARIAS

Terremoto en Podemos: militantes críticos, entre ellos Fernando Barredo, denuncian al partido

Fernando Barredo
Fernando Barredo

Un grupo de militantes críticos con la dirección de Podemos, organizados en la nueva corriente 'Nuevo Impulso', han presentado una denuncia civil contra el partido morado para pedir la impugnación de las primarias para las elecciones generales, al considerar que se están vulnerado los estatutos de la formación así como el artículo 23 de la Constitución, que garantiza el derecho de participación.

Este colectivo está impulsado, entre otros, por la senadora catalana Celia Cánovas, el dirigente castellano-manchego Fernando Barredo y el procurador de las Juntas Generales de Álava Koldo Martín, ya expulsado de Podemos, y tiene como objetivo "presentar batalla para la eliminación de las malas prácticas del aparato" de la formación morada.

Para ello, han comenzado presentando esta demanda de protección y tutela civil de derechos fundamentales contra Podemos, para intentar frenar "el asalto a la normativa interna" que se ha producido, a su juicio, con la convocatoria urgente de las primarias para las generales, y con el reglamento aprobado, que vulnera los derechos de sufragio pasivo de los militantes, según denuncian.

"Hace falta ir a los tribunales para que el aparato de Podemos respete la normativa", ha lamentado Barredo en la rueda de prensa que ha ofrecido en Madrid junto a Cánovas y Martín para presentar el manifiesto de su nueva corriente y la denuncia que han interpuesto contra su partido.

Los requisitos para presentarse, "una auténtica salvajada"

Según ha explicado la senadora, el reglamento para las primarias elaborado por la Secretaría de Organización que dirige Pablo Echenique no respeta los estatutos e incluye requisitos para que son "una auténtica salvajada", porque eleva los avales necesarios para apuntarse hasta cifras "imposibles de cumplir" para los interesados en participar que no tenga el visto bueno de la dirección.

En concreto, con su demanda reclaman que se declare nulo el reglamento de primarias por contravenir el documento organizativo y los estatutos del partido y el artículo 23 de la Constitución", y que se declare "la vulneración de los derechos fundamentales invocados en la demanda".

Asimismo, piden que "se condene a Podemos a estar y pasar por las anteriores declaraciones" y a "abrir un nuevo proceso de primarias en el que se respeten los requisitos previstos en el Documento Organizativo y en los Estatutos del partido, con respeto al derecho constitucional de participación consagrado en el artículo 23 de la Constitución".

También se pide que se condene a Podemos "a que lleve a cabo todo el proceso de primarias con la máxima transparencia y con garantía de los derechos de igualdad entre los candidatos, incluyendo el acceso por parte de los éstos al censo de inscritos y estableciendo los mecanismos oportunos para la comprobación y escrutinio públicos de los resultados", así como que "se condene en costas a la demandada si se opusiese a la presente demanda".

Por último, los demandantes reclaman, como medida cautelar, que se suspenda el resultado de las elecciones primarias, que terminan este jueves a medianoche.

Los impulsores del colectivo han aclarado que con esta iniciativa no acusan al partido de cometer fraude con las primarias sino de la vulneración de los derechos de participación de los afiliados y de falta de garantías, aunque sí han apuntado que tienen sospechas de posibles irregularidades, como por ejemplo, de la supuesta existencia en su almacenamiento interno de un programa que sirve para generar números de documentos de identidad falsos, aunque no han aportado pruebas.

Piden un informe sobre los expedientes disciplinarios abiertos

Además de la denuncia, el colectivo 'Nuevo Impulso' en su manifiesto de lanzamiento reclama que lleve a cabo una "separación clara entre las Comisiones de Garantías Democráticas y los órganos de dirección", o la elaboración de un informe sobre los expedientes disciplinarios contra militantes que están pendientes de resolverse, entre otras cosas.

Asimismo, han aprovechado para presentar un "diccionario crítico-satírico", que han bautizado como la 'Republicana Academia de la Lengua Podemista' (RALP), en el que incluyen términos como "Comisión de Garantías Dedocráticas" o "EcheniquEstatutos".

COMPARTIR: