SUBIDA DE TEMPERATURAS

Tiempo estable y temperaturas de hasta 15 grados para este puente de Todos los Santos

Imagen de archivo Imagen de archivo

El tiempo estable predominará este fin de semana en todo el país y las temperaturas subirán a valores más propios de final de verano hasta el martes, cuando se producirá un cambio de tiempo, con rachas de viento y precipitaciones que afectarán al norte y al centro de la Península, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha explicado a Europa Press que hasta el día de Difuntos, 2 de noviembre, la presencia de altas presiones hará que las precipitaciones no tengan lugar en la mayor parte del país, salvo en Galicia. Sin embargo, sí que serán frecuentes las nieblas y nubes bajas propias de la época del año, especialmente en zonas del interior y en esas zonas las temperaturas sí serán frescas.

En cambio, en las regiones sin nieblas, brillará el sol y las temperaturas diurnas alcanzarán valores altos para la época, entre 5 y 10 grados centígrados por encima de lo normal en el norte y en el este de la Península. Se trata, según el portavoz de valores más habituales de finales de septiembre que de principios de noviembre.

Será el martes cuando lleguen los cambios, ya que la AEMET ha pronosticado que el anticiclón se retirará de la Península, se reforzará en el Atlántico y enviará a partir del martes vientos del norte, al tiempo que el miércoles se formará una borrasca al suroeste de la Península.

Con esta situación, Del Campo prevé lluvias el martes en el norte y centro peninsular mientras que el miércoles se extenderán al Mediterráneo y a partir del jueves al oeste de la Península. Por su parte, las temperaturas bajarán de forma notable a partir de la jornada del martes. No obstante, ha reconocido que esta situación que se vislumbra a partir del martes aún está sujeta a una gran incertidumbre, por lo que recomienda permanecer atentos a los pronósticos.

Respecto al viernes y el sábado, ha indicado que serán jornadas similares en las que predominarán las altas presiones y el ambiente estable, que, de nuevo propiciará la formación de brumas, bancos de niebla y capas de nubes bajas en el interior peninsular, que localmente serán persistentes. En puntos de Galicia, meseta Norte y puntos del centro serán más abundantes estas nieblas y nubes bajas durante el viernes y el sábado lo serán en el valle del Ebro y zonas de la mitad oriental.

Se superan los 25ºC

El portavoz ha insistido en que estas nubes bajas y nieblas pueden presentarse en amplias zonas del interior y aunque dejen los cielos cubiertos y plomizos, lo cierto es que se trata de nubosidad que se genera a ras de suelo por el enfriamiento nocturno de la superficie y la posterior condensación del vapor de agua existente en la atmósfera.

En cualquier caso, en las zonas donde no haya niebla ni nubes bajas, los cielos estarán despejados, salvo el sábado por la tarde en el oeste de Galicia, a donde llegará un sistema frontal que dejará por allí lluvias y vientos del suroeste.

Las temperaturas, tanto el viernes como el sábado, seguirán subiendo en general, sobre todo por el día y especialmente en aquellas zonas donde no haya niebla. Por lo tanto, se superarán los 20ºC en buena parte del país, incluso los 23ºC o 25ºC en las regiones cantábricas y también en el área mediterránea y Andalucía.

Aumenta la nubosidad del domingo

Los dos primeros días del mes de noviembre, es decir, el domingo y el lunes, nuevos frentes afectarán al extremo noroccidental de la Península, con lluvias en Galicia, especialmente en el entorno de las rías, que se extenderán principalmente en la jornada del lunes a Asturias, Cantabria y puntos de León.

Además, añade que aumentará la nubosidad, pero sin lluvias en el resto del noroeste peninsular, mientras que en las demás regiones seguirán los cielos poco nubosos o despejados, con negros y nubes bajas un día más, especialmente en puntos de la meseta norte.

Los vientos soplarán de componente sur y suroeste y con rachas fuertes en zonas de montaña del noroeste peninsular y también en el litoral gallego y cantábrico. El viento de levante que ha soplado con fuerza en toda la zona del Estrecho de Alborán desde el jueves irá amainando.

En relación con las temperaturas durante estos dos días, las diurnas no sufrirán grandes cambios, salvo en las zonas donde las jornadas anteriores haya habido nieblas y nubes bajas, allí el ambiente será más templado de día. Por la noche este ambiente más cálido se notarán en buena parte de la mitad norte peninsular, como consecuencia de los vientos del sur y suroeste y la mayor nubosidad.

Por su parte, Canarias, desde el jueves hasta el lunes tendrá un tiempo marcado por cielos poco nubosos, salvo por algunos intervalos de nubes en el norte de las islas más montañosas con posibles lloviznas. También predominarán los vientos del norte y del este y las temperaturas serán suaves en el archipiélago.

Cambio de tiempo el martes

A partir del martes, Del Campo ha incidido en que está previsto un marcado cambio de tiempo en España. El anticiclón de las Azores se reforzará y junto con la formación de una borrasca al suroeste de la Península, el miércoles, dará lugar a un flujo de vientos que serán del norte primero, sobre todo la jornada del martes, del Este después, especialmente el miércoles, y finalmente a partir del jueves serán vientos del sur.

Estos flujos de norte, podrían dejar precipitaciones en la mitad norte peninsular y en la zona centro y las temperaturas descenderán de 6 a 9 grados centígrados en la mitad norte e incluso más de 10 grados respecto al día anterior en el área cantábrica.

El miércoles, la bajada notable de temperaturas llegará a la mitad oriental peninsular, especialmente en el área mediterránea, a la vez que el viento gira al este. Este día podrá llover con intensidad en puntos del área mediterránea, especialmente en la Comunidad Valenciana.

De cara al jueves, el portavoz prevé que la borrasca bien formada al suroeste de la Península y con vientos del sur, las lluvias más significativas se registrarán en el oeste de la península. Además, con una subida notable de los termómetros propiciada por estos vientos húmedos y templados de componente sur.

Compartir