ALDEA DEL REY

Fuerte apoyo (también económico) de la Diputación de Ciudad Real para convertir un palacio en Hospedería

El pleno de la Diputación de Ciudad Real aprobará este miércoles una inversión de 700.000 euros para las obras de conversión en hospedería del Palacio de Clavería de Aldea del Rey en el punto del orden del día que contempla la aplicación presupuestaria del proyecto de Infraestructuras Turísticas Municipales.

Este punto incluye también la financiación de la rehabilitación y mejora de la cubierta de la plaza de toros de Almadén, que pasará también a ser una hospedería.

El proyecto de reconversión en hospedería del Palacio de Clavería de Aldea del Rey, uno de los edificios más emblemáticos de la Orden de Calatrava declarado Bien de Interés Cultural, contempla que albergue entre 23 y 25 habitaciones dobles, así como salones para cafetería y restaurante, según ha informado la Diputación en nota de prensa.

Esta importante actuación que el presidente de la Diputación provincial, José Manuel Caballero se había comprometido a acometer con el objetivo de potenciar el uso y las posibilidades entorno al sacro-convento castillo de Calatrava la Nueva, repercutirá en el desarrollo turístico y económico tanto de la localidad de Aldea del Rey como de toda la comarca del Campo de Calatrava.

El Palacio de Clavería, conocido también como Palacio Norte, ha sido objeto en los últimos años de distintas fases de intervención para su rehabilitación. La actuación que va a financiar la Diputación provincial vendrá a culminar este proceso, dotando a este edificio renacentista de un uso social y cultural que contribuirá a la fijación de población en el municipio y a la creación de empleo.

Con esta reconversión el inmueble pasará a formar parte de la Red de Hospederías de Castilla-La Mancha y será el primer establecimiento hotelero con el que cuente el municipio de Aldea del Rey.

Palacio del siglo XVI

El Palacio de Clavería, que data del siglo XVI y que tiene también con elementos del XVII, fue fundado por Felipe II para albergar a los Claveros de la Orden de Calatrava, que eran los encargados de custodiar las llaves del castillo y del convento en la época en la que allí vivían Maestres y Caballeros. En su fachada de ladrillo y sillería destaca su portada y sobre ella un balcón de forja coronado por un frontón triangular decorado con cuatro escudos, uno de ellos el de Fernando de Córdoba, clavero de la Orden.

La última utilidad práctica de este monumento histórico, formado por dos plantas y un patio que articula el espacio interior, fue la de servir de casa-cuartel de la Guardia Civil.

Este punto del orden del día del Pleno incluye asimismo la aprobación del presupuesto para la financiación y ejecución de las obras de rehabilitación y mejora de la cubierta de la plaza de toros de Almadén, con el objetivo de que permita el alojamiento de huéspedes. Tras esta actuación el edificio pasará también a formar parte de la Red de Hospederías de Castilla-La Mancha.

Compartir