En el Pleno Extraordinario

Se rechaza en cuenca el recargo del 50% en el IBI de las viviendas vacías de los bancos

FOTO: Ayuntamiento de Cuenca
FOTO: Ayuntamiento de Cuenca

El Pleno Extraordinario del Ayuntamiento de Cuenca ha rechazado derogar el recargo del 50 por ciento al Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) para las viviendas vacías por los bancos en la capital. Esta medida fue aprobada en el Pleno ordinario que tuvo lugar el pasado 4 de diciembre. Ahí, los votos a favor de los concejales de PSOE e IU sirvieron para que se modificaran parcialmente las ordenanzas 1 y 4.

Estas modificaciones planteaban, a parte de este recargo del 50% del Impuesto de Bienes Inmuebles, bonificaciones del 95% del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) en obras de adaptación de viviendas a la energía solar y una rebaja del 50% del IBI para las viviendas que usen energía solar.

Tras un informe negativo de Secretaría del Ayuntamiento, el equipo de Gobierno ha llevado al Pleno Extraordinario de este viernes la derogación del recargo del 50% del IBI para las viviendas desocupadas. Según ha indicado el concejal de Hacienda, José Ángel Gómez Buendía, es tarea del Gobierno central legislar este asunto, por lo que hay que desarrollarlo mediante la reglamentación oportuna.

Al no estar este asunto dentro del orden del día, el Gobierno local ha propuesto la derogación parcial de las ordenanzas fiscales 1 y 4. Para debatir y votar este tema, el Pleno primero tenía que incluirlo en el orden del día. Los votos en contra de PSOE e IU, la abstención de Ciudadanos y los favorables del PP han hecho que finalmente no se pudiera debatir ni votar la derogación.

Sobre la bonificación del aprovechamiento de la energía solar, Gómez Buendía ha indicado que está expresamente prohibida en el artículo 26.c.3º, pues no se pueden adoptar medidas que supongan menores ingresos y sin estudios previos y sin haberse realizado en el momento procedimental oportuno.

Finalmente, sobre el ICIO, se estimaba que IU dejaba fuera a las nuevas construcciones, y eso iba en contra del espíritu del fomento del empleo, además de no motivarse la reducción de un 50% por cada nuevo empleo, que haría que con dos trabajadores la bonificación sería del 100%.

COMPARTIR: