CORTES REGIONALES

La mayoría socialista tumba la proposición para que Valdepeñas tenga UCI "estable y definitiva"

Juan Antonio Moreno Moya, diputado del PP Juan Antonio Moreno Moya, diputado del PP

Las Cortes de Castilla-La Mancha han rechazado la proposición no de ley (PNL), presentada por el grupo popular, en la que se pide instar al Gobierno regional a implantar “de forma estable y definitiva” una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en el Hospital General de Valdepeñas para paliar los retrasos en la atención a los enfermos que precisen estos cuidados y evitar traslados a otros centros.

La PNL, que ha recibido el apoyo de PP y Ciudadanos (Cs) y el voto en contra del PSOE, también solicitaba realizar las inversiones y obras necesarias para acometer la apertura “de modo inmediato y urgente” de ocho camas de UCI totalmente equipadas en este hospital, teniendo en cuenta los efectos de la covid-19 en la provincia de Ciudad Real, así como dotarla de los recursos humanos necesarios.

Durante su intervención en el pleno del Parlamento autonómico, que se ha celebrado este jueves, el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha dado la bienvenida a los ‘populares’ a la defensa de la sanidad pública y les ha afeado su apuesta por la privatización durante el mandato del PP en la región.

Fernández Sanz ha explicado que, a la hora de hablar de pacientes críticos, se tiene en cuenta la declaración del Ministerio de Sanidad, la de los profesionales y la de la Sociedad Científica de Medicina Intensiva, y todas coinciden en que “para garantizar la equidad y seguridad se deben contemplar tres niveles hospitalarios en la atención al paciente grave, restringiéndose el escenario de UVI en hospital comarcal solo en el caso de imposibilidad de traslado a otro centro”.

El consejero ha recordado que la Unión Europea ha reconocido a Castilla-La Mancha como la comunidad autónoma que más puestos de UCI incrementó durante la pandemia, ya que pasó de 164 a 535 “en red”, al tiempo que ha destacado las mejoras que ha experimentado el hospital de Valdepeñas en los últimos años, que han permitido incrementar su actividad desde 2014.

Además, ha detallado que recientemente se ha dotado a este centro de cinco respiradores invasivos, seis bipap de respiración no invasiva, cinco monitores, diez cabeceros y una veintena de camas eléctricas, entre otros recursos, para atender a pacientes críticos.

También el diputado del PSOE José Antonio Contreras ha resaltado el esfuerzo que se está haciendo en Castilla-La Mancha para recuperar la sanidad y ha hecho hincapié en que durante la pandemia se ha contratado a más de 7.000 profesionales más, 600 de ellos en el hospital de Valdepeñas, al tiempo que ha recordado que en el sistema regional de salud se trabaja en red y que todas las personas disponen de unidades de críticos en su área de influencia comarcal.

Sin embargo, el parlamentario del PP Juan Antonio Moreno Moya ha considerado “muy necesario y de justicia” dotar de una UCI “permanente” a este hospital, que atiende a una población de unas 68.000 personas, para evitar que los pacientes tengan que ser trasladados a otros centros y ha propuesto que se financie su implantación con cargo a los presupuestos generales de la Junta de 2021 o con los fondos europeos de recuperación que recibirá la comunidad autónoma.

De su lado, la diputada del partido naranja Úrsula López ha criticado que en esta región “no ha habido política sanitaria, sino política electoral con la sanidad” y ha aseverado que este hospital tiene “carencias sistemáticas de personal” y que sus profesionales ya estaban “al límite” antes de la pandemia, por lo que ha propuesto al resto de grupos presentar “conjuntamente” una PNL para instar al Gobierno regional a elaborar un nuevo plan funcional “consensuado” para Valdepeñas y su comarca.

Compartir