CARTELES OFRECIENDO FALSOS SERVICIOS SEXUALES

Juzgan a un albaceteño por la faena que le hizo a su ex mujer en bares de media España

La Fiscalía Provincial de Albacete propone una condena de un año y medio de prisión para un hombre acusado de un delito de acoso al haber ofertado servicios sexuales a nombre de su exmujer, poniendo el teléfono móvil de ésta en carteles que repartió por bares de diversas provincias españolas, lo que supuso que la víctima recibiera "numerosos y continuos" mensajes a través de WhatsApp, procedentes de desconocidos que se interesaban por tener contactos o relaciones sexuales.

El 16 de octubre se celebrará, en el Juzgado de lo Penal 2 de Albacete el juicio contra J.M.N.T., de 57 años, quien tras 30 años de relación y tres hijos en común se separó de su pareja en mayo de 2016, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la región (TSJC-M).

Según la Fiscalía, el hombre, “guiado por el ánimo de atentar contra la libertad y constreñir la voluntad de su esposa”, colocó “diversos carteles o anuncios manuscritos en distintos bares y restaurantes de varias carreteras de la geografía española, alguno incluso sobre la puerta de los aseos del establecimiento, en los que incitaba a que terceras personas se pusieran en contacto con esposa con fines sexuales.

Entre los lugares donde colocó los anuncios figura un bar de Valladolid, otro de Villarrobledo, otro de Villagonzalo de Pedernales (Burgos) y otros establecimientos de restauración de Santa Cruz de Mudela (Ciudad Real) y de Avilés (Asturias).

La acusación pública dice que la exmujer del acusado comenzó a recibir "numerosos y continuos mensajes" en su teléfono móvil a través de la aplicación WhatsApp procedentes de desconocidos que se interesaban por tener contactos o relaciones sexuales telefónicas con ella.

Esos continuos mensajes le causaron “molestias y perturbaciones en el desarrollo de su rutina diaria y tener que soportar, contra su voluntad, insinuaciones y peticiones de índole sexual formuladas por terceros”.

Para el fiscal, los hechos constituyen un delito de acoso en el ámbito familiar, por lo que propone que se condene a año y medio de cárcel a J.M.N.T. y medidas de alejamiento hacia la denunciante.

Compartir