DURANTE EL VERANO

La Policía Nacional ofrece diez consejos a los toledanos para evitar robos en sus viviendas

La Policía Nacional de Toledo ha elaborado el decálogo "SEGURIDAD+" con el objetivo de ofrecer a los ciudadanos unas sencillas pautas que pueden adoptar para evitar ser víctimas de robo en sus domicilios y que es recomendable adoptar, especialmente durante las vacaciones veraniegas. Los diez consejos son los siguientes:

SEÑALES. Conocer las señales que dejan los delincuentes para marcar las viviendas es fundamental. Habitualmente introducen entre el marco y la puerta de entrada unos testigos transparentes de pequeño tamaño que son prácticamente imperceptibles (hilos de pegamento o silicona, celo, plásticos), y que les sirven para detectar si hay o no movimiento de personas. Suelen estar fuera del alcance de la vista, situados a baja altura.

EXAMINAR LA SEGURIDAD DE LA VIVIENDA. Es recomendable revisar la seguridad de la vivienda periódicamente para comprobar que los cierres de puertas y ventanas se encuentran en buen estado. Esta práctica también permitirá detectar aquellos puntos más vulnerables de la vivienda y reforzarlos, en la medida de lo posible, instalando rejas, puertas blindadas o cerraduras de última generación con sistemas antirrobo.

GIRAR LA LLAVE. Cuando abandone el domicilio, aunque sea por breve espacio de tiempo, se debe cerrar la puerta con las vueltas de llave. Si sólo queda cerrada, y no asegurada con la cerradura, puede ser fácilmente abierta en cuestión de segundos por el método del "resbalón", y éste es el método de forzamiento al que primero acuden los delincuentes.

UTILIDAD. Puede ser útil hacer un listado o fotografiar los números de serie de los aparatos electrónicos y otros objetos de valor que tenemos en la vivienda. Este pequeño inventario puede ayudar a su recuperación en caso de que sean sustraídos.

REDES SOCIALES. Es una práctica muy habitual divulgar en redes sociales fotografías de las vacaciones pero, sin embargo, se trata de una costumbre que pone en riesgo la seguridad de nuestro domicilio. Hay que evitar comunicar los planes de vacaciones en redes sociales y a aquellas personas que no pertenezcan a nuestro entorno familiar más cercano.

INSOSPECHADO. En caso de verse en la obligación de tener que dejar en el domicilio objetos de valor cuando se marche de vacaciones, es recomendable guardarlos en lugares poco comunes, dificultando así su localización. Evite dejar dinero en efectivo, es preferible llevarlo consigo o ingresarlo en su entidad bancaria.

DESCONFIAR. En algunas ocasiones los ladrones acceden a los edificios de viviendas utilizando cualquier excusa o haciéndose pasar por empleados de servicios de correo, empresas de suministros, etc. Siempre se debe preguntar para comprobar que las personas a las que se les permite la entrada están autorizadas y que acuden al lugar con fines legítimos.

AVISAR DE MANERA INMEDIATA AL 091. En caso de que detecte personas sospechosas merodeando por las viviendas, sea testigo de un hecho delictivo, si ha hallado alguno de los testigos con los que se suelen marcar las puertas, o si ha sido víctima de un robo, no toque nada y de aviso de manera inmediata a la Policía Nacional a través del 091. Un Policía especializado atenderá su llamada y le indicará cómo actuar.

DISIMULAR. Lo más habitual es que los ladrones seleccionen como objetivos aquellos domicilios que se encuentran vacíos, aprovechando las épocas vacacionales. Por este motivo, se puede simular que la vivienda está habitada: podemos dejar las persianas a media altura, instalar programadores que enciendan y apaguen la luz u otros aparatos electrónicos, no desconectar el timbre y solicitar a una persona de confianza que acuda a nuestra vivienda periódicamente para comprobar que todo está correcto.

+LA SEGURIDAD ES COSA DE TODOS. La colaboración es fundamental a la hora de mantener protegida nuestra vivienda y todos los ciudadanos pueden contribuir en ese plus seguridad. Los vecinos y el personal de limpieza de las comunidades pueden realizar revisiones rápidas en las puertas del edificio y, de un simple vistazo, detectar las señales con las que los delincuentes pueden haber marcado las viviendas. Si es así, no las toque y solicite la presencia inmediata de la Policía Nacional.

COMPARTIR: