LA PLATAFORMA DENUNCIA QUE LAS PRESTACIONES ECONÓMICAS BAJAN A NIVELES DE 2009

Piden la dimisión de la consejera Aurelia Sánchez por la "sonrojante" lista de espera en dependencia

Aurelia Sánchez, consejera de Bienestar Social
Aurelia Sánchez, consejera de Bienestar Social

La Plataforma en defensa de la Ley de Dependencia en Castilla-La Mancha ha denunciado que las prestaciones económicas para cuidados en el entorno familiar han descendido a niveles de septiembre de 2009 y ha pedido la dimisión de la consejera de Bienestar Social y la directora general de Dependencia.

En un comunicado, el colectivo se ha hecho eco de los últimos datos del mes de agosto publicados por el Imserso en esta materia y ha asegurado que, en lo que va de legislatura, 13.047 familias han perdido la mencionada prestación, la cual ha considerado "fundamental" para atender a los familiares.

Además, ha tachado de "ridículo" que se intente "justificar" esa pérdida de prestaciones en el fallecimiento de los dependientes.

También ha lamentado que el limbo de la dependencia siga, en su opinión, "a unos niveles vergonzosos" y ha acusado al Ejecutivo autonómico y a la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, de ser "incapaces" de solucionar la "sonrojante" lista de espera.

"Como venimos denunciando desde hace tiempo, la estrategia política es dejar que el tiempo haga su trabajo, es decir, que con el propio avance de la enfermedad y los años, vayan falleciendo y reducir así el atasco", ha lamentado.

En este sentido, la Plataforma ha indicado que en lo que va de legislatura han fallecido sin haber sido atendidos más de 4.700 dependientes en la región.

Ha afirmado que hay 5.861 expedientes a la espera de valoración y ha agregado que de las 85.911 personas que deberían estar atendidas, 30.396 (más del 35 por ciento) no lo están.

Asimismo, ha explicado que las valoraciones se siguen realizando en base al decreto que publicó el anterior consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz.

Por todo ello, la Plataforma ha pedido a la consejera de Bienestar Social y a la directora general de Atención a la Dependencia, Ana Saavedra, que lleven a cabo "una reflexión profunda" de esta situación y presenten "de forma inmediata" su dimisión.

De igual modo, y ante la dificultad de que renuncien a sus cargos, ha solicitado al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que ponga sobre la mesa de ambas su cese inmediato.

COMPARTIR: