NUEVO GOBIERNO

"Algo está cambiando," el análisis político de la exitosa escritora castellano-manchega María Dueñas

La escritora puertollanense María Dueñas, presente esta tarde en la 51ª Feria del Libro de Valladolid (FLV), ha destacado la mayoritaria presencia de mujeres ministras en el Gobierno de Pedro Sánchez, reflejo a su juicio de que "algo está cambiando" en España.

"Un Gobierno tan abiertamente femenino es una señal estupenda de que algo está cambiando, ya era hora. Son mujeres con un currículum impresionante, dotadas de bagajes, soluciones y capacidades: no han salido de la nada, estaban ahí y sólo hacía falta que se les diera cierta relevancia", ha reflexionado en una rueda de prensa.

La presencia de once féminas en un gabinete de diecisiete miembros "demuestra el potencial de las mujeres como profesionales en España" porque "estábamos un poco en los márgenes del poder, del ámbito de influencia y rozando el 'techo de cristal'", ha insistido Dueñas (Puertollano, Ciudad Real, 1964) antes de presentar en la feria su cuarta novela, "Las hijas del capitán" (Planeta).

"Les deseo a todas lo mejor. Estoy convenida de que lo van a hacer bien dentro de las limitaciones lógicas derivadas de la coyuntura" política y social", ha subrayado.

En cuanto al ministro de Cultura, el periodista Màxim Huerta, la exitosa autora de "El tiempo entre costuras" ha expresado su deseo de que la sensibilidad que atesora como escritor "logre transferirla a proyectos, reformas o ejercicios de prácticas reales para que la cultura en general sea fomentada de la manera más óptima".

Aunque los programas para el fomento de la lectura ya existen, ha puesto como ejemplo, "todo es susceptible de ser mejorado siempre".

Su última novela

Respecto a su última novela, ambientada en la emigración española de los años treinta del pasado siglo a Nueva York, ha comentado que nada tiene que ver con el éxodo que por motivos laborales protagonizan los jóvenes de ahora "con el iPhone en el bolsillo, ordenador portátil, bien formados, con titulaciones académicas y los padres en la retaguardia por si hiciera falta".

Aquellos viajaban con lo puesto, sin ningún bagaje ni conocimientos de idiomas, "iban a la aventura" dentro de un flujo migratorio que María Dueñas ha inscrito en el afán de la gente de todas las épocas y sociedades de "buscar una vida mejor".

Profesora de Filología Inglesa en excedencia, dedicó a la docencia dos décadas de su vida antes de entrar de lleno en la literatura, Dueñas no ha podido evitar la comparación de esta emigración con la de los refugiados que en los últimos años buscan en Europa medios de subsistencia.

"Vienen de sitios difíciles dispuestos a deslomarse y sometidos a todo tipo de abusos" laborales y sociales en contratos de trabajo y precios de alquiler, ha precisado.

"No pretendo hacer pedagogía ni adoctrinar a nadie, pero me daría por contenta en la medida que mis libros puedan contribuir a despertar una cierta sensibilidad", ha advertido.

Respecto a las etiqueta que la sitúan como una escritora para mujeres, ha aclarado que no puede evitar ser una de ellas y desarrollar una sensibilidad femenina a la que no renuncia "ni mucho menos", pero ha aclarado que no pretende llegar a ellas "en exclusiva".

"Es mi voz y mi mirada, no otra cosa. No entiendo por qué mis libros no pueden llegar a los hombres, sólo hace falta que se acerquen a ellos libre de prejuicios y con naturalidad como así ocurre. Me molestan esas etiquetas que por lo general suelen provenir de gente que ni siquiera se ha molestado en leer mis libros", ha concluido.

COMPARTIR: