DOS DETENIDOS Y MIL PRENDAS REQUISADAS EN ONTÍGOLA

La Policía acaba con el negocio en un garaje de Toledo: fabricaban y vendían equipaciones falsas de fútbol

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad toledana de Ontígola a dos personas como presuntas responsables de un delito contra la propiedad industrial. Tenían en el garaje de su domicilio un taller de estampación donde personalizaban equipaciones deportivas falsificadas siendo intervenidas unas mil prendas. Enviaron más de 2.200 paquetes, logrando un beneficio que supera los 75.000 euros.

La investigación se inició el pasado mes de enero, cuando el representante de una compañía deportiva denunció la venta de camisetas oficiales falsificadas de su equipo de fútbol.

Los agentes realizaron sus primeras indagaciones y comprobaron que utilizaban varias redes sociales conocidas para poner a la venta sus productos, siendo éstos principalmente camisetas de equipos de fútbol de primera división. Además, ofrecían también la posibilidad de personalizar las equipaciones en función de las preferencias del comprador.

Más de cuatro envíos al día

Una vez establecida la venta, el comprador realizaba el pago a través de transferencia bancaria y posteriormente recibía en su domicilio el paquete embalado sin constar en ningún lugar el remitente. Los datos obtenidos por los investigadores permitieron constatar que en un año y medio llegaron a realizar más de 2.200 envíos, lo que suponía una media de más de cuatro envíos al día.

Los policías lograron identificar a los dos responsables de este negocio ilícito resultando ser una pareja que desarrollaban su actividad desde su propio domicilio ubicado en la localidad toledana de Ontígola. A finales del pasado mes de octubre realizaron un registro en el inmueble y en su garaje encontraron un auténtico taller de estampación con todo tipo de material para la impresión de los productos así como varias cajas con gran cantidad de camisetas, equipaciones y logos.

Cuentas bancarias a nombre de otros familiares

Además, los investigadores comprobaron que con esta actividad habían obtenido un beneficio que superaba los 75.000 euros y que utilizaban cuentas bancarias a nombre de familiares de edad para eludir todo tipo de actuación policial sobre ellos.

Por todo ello los agentes detuvieron a estas dos personas como presuntas responsables de un delito contra la propiedad industrial y lograron intervenir aproximadamente mil camisetas falsificadas, un vehículo de alta gama, dispositivos electrónicos para la impresión – impresoras multifunción, plotter y planchas de estampación-, cientos de escudos y logos de organismos internacionales de fútbol.

Compartir