INDIGNACIÓN EN VOX

Polémico desalojo de la catedral de Granada: la Policía entró durante la misa

La Policía Nacional desalojó el Viernes Santo la Catedral de Granada, donde se encontraban una veintena de feligreses asistiendo a los oficios litúrgicos en los que participaba el arzobispo de la ciudad, Francisco Javier Martínez.

La Policía Nacional informó a Europa Press que esta misa tuvo lugar sobre las 17,00 horas, cuando una dotación de la Unidad Adscrita de la Policía Nacional a la Junta de Andalucía dio la voz de alarma y, por ello, los agentes se dirigieron hacia el templo. Además, varios particulares alertaron a la autoridad de la celebración de esta misa con feligreses.

Los agentes informaron al Arzobispado de que "no se podía celebrar el acto" debido al estado de alarma en el que se encuentra el país con motivo del coronavirus y el arzobispo de Granada interrumpió la misa para trasladar esta información a los feligreses.

Según indica la Policía Nacional, los asistentes desalojaron la Catedral "de forma pacífica y sin altercados" y, además, no se les sancionó.

Sin embargo, la portavoz adjunta y secretaria general de Vox en el Congreso, Macarena Olona, ha criticado el desalojo de la Catedral de Granada el Viernes Santo cuando se celebraba una misa con una veintena de feligreses porque considera que está "al margen de la Constitución" así como "se ha suspendido un derecho fundamental, la libertad de culto".

Olona ha parafraseado la cita "La única Iglesia que ilumina es la que arde" y, a continuación, ha indicado que "hoy no las queman, las vacían". En un hilo de Twitter, consultado por Europa Press, ha lamentado que este desalojo se traduce en "el siguiente derecho fundamental suspendido: Libertad de culto".

La secretaria general de Vox ha asegurado que "las ceremonias religiosas están permitidas" y ha indicado que "para suspenderlas tiene que declararse el estado de excepción". "Se ha aplicado por la vía de los hechos, al margen de nuestra Constitución, damos tan por supuestos nuestros derechos que cuando los hemos perdido ni lo hemos advertido", ha añadido.

El Real Decreto del Gobierno para frenar la expansión del COVID-19 permite “la asistencia a los lugares de culto” siempre que se eviten “aglomeraciones de personas”.

La Policía lo aclara

La subdirectora de Recursos Humanos y Formación de la Policía Nacional, Pilar Allúe, ha afirmado este sábado que la normativa vigente en el actual Estado de Alarma no ampara la realización de oficios litúrgicos como el que fue interrumpido por agentes en la Catedral de Granada.

Durante la habitual rueda de prensa telemática de los mandos policiales, Allúe ha negado que fuera la policía la que desalojó el templo, y ha explicado que lo que hicieron los agentes fue "solicitar a los oficiantes que pidieran a los fieles que abandonaran el lugar".

En la catedral se encontraban una veintena de feligreses asistiendo a los oficios litúrgicos en los que participaba el arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez.

Compartir
Update CMP