CORTES DE CASTILLA-LA MANCHA

Junta y PP siguen sin ponerse de acuerdo sobre la bajada de impuestos en Castilla-La Mancha: "Es una orgía"

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha criticado este jueves las "propuestas demagogas" del Grupo Popular, al pedir una "orgía de bajada de impuestos" que afecta a todos los cedidos pero a la vez solicitar también el incremento del gasto, con lo cual "produce un agujero por la izquierda y un agujero por la derecha".

"Hay que ser serios", ha señalado Ruiz Molina en su intervención final en el pleno de las Cortes durante un debate general en relativo a la subida de impuestos prevista en los Presupuestos Generales del Estado para 2021 y su incidencia en Castilla-La Mancha, presentado por el Grupo Parlamentario Popular.

Según ha destacado, las modificaciones de impuestos "tienen que ser creíbles" y lo único creíble, ha manifestado, es que cuando los 'populares' "están en la oposición proponen bajadas de impuestos y cuando gobiernan los suben".

El titular de Hacienda ha recordado que las modificaciones propuestas en el IRPF que sube para rentas superiores a 300.000 euros anuales afecta a 129 contribuyentes en la región, según datos de 2019; la imposición a la renta de capital del ahorro a unos 270 contribuyentes, y el impuesto de patrimonio --que sube en un punto, para rentas superiores a 10 millones de euros--, afecta a ocho. "Lo consideran una atrocidad porque son sus amigos", ha precisado.

El diputado de Ciudadanos, David Muñoz, que ha iniciado su intervención recordando que los presupuestos de 2021 "se van a aprobar en el Congreso", ha indicado que su formación fue la primera en pedir unos presupuestos de emergencia nacional "que reconstruyan la situación que nos ha dejado la pandemia" y que se imprimiera "un nuevo rumbo".

Así, han defendido que su negociación ha ido en la línea de que "de unas subidas indiscriminadas de impuestos" que recogía el acuerdo de PSOE y Podemos "se pase a la moderación fiscal", y que las cuentas puedan atraer los fondos europeos Next Generation, trabajando por unos presupuestos nacionales "moderados y sensatos".

"Este es el Gobierno de España, nos guste o no nos guste, a nosotros no, pero hay que negociar", ha asumido desde la tribuna. Desde allí, en su segunda intervención, ha preguntado al PSOE si el problema es subir impuestos o quién los sube, pues por su intervención "no queda claro", al defender los del Gobierno central pero luego criticar que el PP cuando está en el Ejecutivo los sube.

PP: subida de impuestos 'sine die'

La parlamentaria del PP Ana Guarinos ha aseverado que su partido "se sienta a hablar de lo que sea necesario pero con condiciones y no a cualquier precio y no con los socios de gobierno que por segunda vez consecutiva van a arruinar a España y Castilla-La Mancha", por lo que desde su formación no aceptan ni las condiciones ni la "subida de impuestos 'sine die' que pretende implantar el Gobierno central".

Guarinos ha criticado que la de España sea "la única subida de impuestos de la Unión Europea", con la que se pretenden recaudar más de 6.000 millones de euros, lo que hará que las empresas se vayan y se destruyan incentivos a la creación de empleo y al consumo de las familias.

"Que el Ejecutivo diga que se le suben solo a los ricos es mentira", ha manifestado, porque hay impuestos que gravan el diésel o los envases de plástico, y eso lo pagarán "los que siempre pagan los impuestos, la clase media y la clase trabajadora", recordando que Castilla-La Mancha es la tercera región en lo que a presión fiscal se refiere.

PSOE: diferente gestión en crisis

El socialista Antonio Sánchez ha argumentado que "no se puede engañar a la ciudadanía con populismo fiscal", dirigiéndose a los 'populares' para preguntarles, "si las bajadas (de impuestos) son tan buenas", qué pasa en la Comunidad de Madrid, donde "ahora el consejero de Hacienda dice que esto no se puede aplicar".

Sánchez, que ha remarcado que en Castilla-La Mancha no habrá subida de impuestos, ha contrapuesto la gestión del PSOE durante la pandemia con la de los 'populares' durante la crisis económica. "Ustedes rescataron a la banca y nosotros rescatamos personas", ha asegurado, criticando que el PP "venga ahora con la fantasmada de bajar impuestos, que sabe que no se puede".

Así, ha lamentado que el Partido Popular siempre "haría en el Gobierno justamente lo contrario de lo que dicen en la oposición", a lo que Guarinos le ha contestado que no puede comparar esta crisis con la anterior, ya que en 2011 los 'populares' se encontraron "el 22 por ciento de paro, un déficit desorbitado y una deuda de casi 12.000 millones de euros" en la región.

Resoluciones

La resolución del PSOE insta al Ejecutivo autonómico a trasladar al Gobierno central la "necesidad de abordar una reforma fiscal, cuando se supere la crisis económica y social, para adecuar los impuestos a la capacidad económica de quien tenga que pagarlos".

También exige promover, en el marco de la negociación del nuevo modelo de financiación autonómica, la armonización fiscal entre todas las regiones de España "para evitar competencias desleales entre comunidades autónomas, ya que no todas tienen la misma capacidad económica ni las mismas posibilidades de hacer reducciones de impuestos".

Desde Cs han pedido que se inste al Gobierno de España a "no elevar los impuestos a la clase media y trabajadora y, en consecuencia, no practicar ninguna subida el tipo del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas a los contribuyentes que ingresen menos de 300.000 euros anuales", ni establecer medidas fiscales que provoquen la huida de capitales privados al extranjero.

Eliminar subidas de diésel

La formación naranja ha abogado por no elevar la presión fiscal sobre las empresas subiendo el tipo del Impuesto de Sociedades, ni subir el tipo general del 21% del Impuesto sobre el Valor Añadido a los servicios educativos que prestan centros docentes privados y privados concertados, ni el tipo general del 21% del Impuesto sobre el Valor Añadido a los servicios las compañías privadas de sanidad. Igualmente, piden retirar del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2021 cualquier tipo de subida al diésel en el Impuesto sobre Hidrocarburos.

El PP, de su lado, instan al Gobierno de España a retirar del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2021 la subida de impuestos prevista por importe de 6.000 millones de euros, aplicar el IVA superreducido a la hostelería, bajar el tipo del IVA a las peluquerías y a los gimnasios, del 21% al 10%, así como bajar o eliminar el IVA aplicable a las mascarillas. Rebajar el Impuesto sobre Sociedades por debajo del 20%, reducir el IRPF en todos los tramos, eliminar el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y el Impuesto sobre el Patrimonio.

Al Ejecutivo castellanomanchego le piden, "como consecuencia del incremento de la presión fiscal prevista a nivel nacional y que previsiblemente será aprobada en los Presupuestos Generales del Estado para 2021", a que modifique la escala autonómica aplicable a la base liquidable general del IRPF, la eliminación del Impuesto Sobre Sucesiones y Donaciones aprobando una bonificación general del 99%, y el 100% para las rentas más bajas y modificar el tipo de gravamen vigente del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, el del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados aplicado con carácter general y eliminar de forma progresiva a lo largo de la presente legislatura el tipo autonómico del Impuesto Especial de Hidrocarburos.

Finalmente, la propuesta de Ciudadanos sólo ha recibido su apoyo --y la abstención del PP--, por lo que se ha quedado en el camino; la propuesta 'popular' ha recibido el rechazo de PSOE que ha tumbado la iniciativa; y la propuesta del PSOE sale adelante debido a sus votos a favor, a los que se han sumado los de Cs.

Compartir