LUCHA CONTRA EL CORONAVIRUS

Las diputaciones de Castilla-La Mancha ponen en marcha medidas para "aliviar" a los ayuntamientos

Las diputaciones de Castilla-La Mancha están aprobando en estos días una serie de medidas económicas con el fin de aliviar a los ayuntamientos las cargas que están soportando debido a la lucha que están llevando contra el coronavirus y pretenden ser el motor provincial que ayude a salir de esta pandemia.

En Albacete, el presidente de la Diputación, Santiago Cabañero, ha explicado a Europa Press que desde la institución albaceteña se ha actuado en dos líneas distintas, siendo la primera de ellas a nivel interno con los trabajadores teletrabajando excepto aquellas funciones que requieren de presencia como el servicio a domicilio en el que se han realizado una serie de cambios.

Así, se ha realizado una selección "de aquellas personas que no tienen red familiar de atención" para que el personal del que dispone la Diputación continúe atendiéndoles. Por otra parte, el servicio de comidas a domicilio se está manteniendo "al cien por cien".

En una segunda línea, Cabañero ha afirmado que esta semana el Consejo de Gestiones Tributaria de Albacete va a aprobar el aplazamiento del pago de los tributos de las familias y empresas de la provincia y, para ello, "se va a tirar de póliza de crédito" así como extender el tiempo de pago.

Por otra parte, ha explicado que han puesto a disposición de aquellos Ayuntamientos de municipios de España de menos de 5.000 habitantes la plataforma de Dipualba de manera gratuita "hasta finales de año" con el objeto de que la puedan utilizar sus ciudadanos para "interrelacionarse con los Ayuntamientos y que sus trabajadores puedan trabajar desde sus hogares".

De su lado, la Diputación de Ciudad Real pondrá hasta un total 31,5 euros a disposición de los ayuntamientos de la provincia para que puedan hacer frente a la crisis del coronavirus, según ha adelantado esta semana su presidente, José Manuel Caballero.

Así, ha enumerado un amplio paquete de medidas que se unen al millón de euros adelantado "de manera urgente" a los ayuntamientos para afrontar la crisis y que anunció el pasado viernes.

Ha explicado que después de disponer la transferencia del 90 por ciento del millón de euros antes referido, este lunes se ha ingresado a los municipios que delegan la recaudación en la Diputación, un adelanto del pago de tributos que ascienden a 8 millones y además se avanzará a la primera semana de abril el adelanto del tercer trimestre. Además ha indicado que se acelerarán los trámites para hacer efectivo el plan de obras que sumarán otros 8,8 millones de euros.

Caballero ha asegurado que si a estas cantidades le sumamos el millón de euros ya adelantado el viernes, los ayuntamientos tendrán a su disposición un total de 31,5 millones de euros con la finalidad de "darles músculo financiero y liquidez para que puedan seguir atendiendo a sus proveedores y gastando".

El presidente de la Diputación de Cuenca, Álvaro Martínez Chana, ha explicado a Europa Press que la semana pasada les sirvió para "aguantar el golpe" y organizar las áreas con el objetivo de que la institución continuase trabajando a través de servicios mínimos y teletrabajo.

Durante esta semana, el presidente ha anunciado un paquete de medidas para ayudar a los ciudadanos en la tramitación de sus tributos y están trabajando "para ayudar a los autónomos y pymes en la crisis económica que habrá cuando acabe la crisis sanitaria".

Sobre el papel que jugará la Diputación una vez acabe el confinamiento, Martínez Chana ha indicado que están trabajando en ese paquete de medidas que se está perfilando para que vaya dirigido a toda esa gente que peor lo está pasando, empresas que están haciendo ERTE o autónomos que no pueden desarrollar su actividad.

Al mismo tiempo, el presidente ha asegurado que también habrá que hacer un esfuerzo con los ayuntamientos, "sobre todo en la provincia de Cuenca, donde hay consistorios muy pequeños que están haciendo un esfuerzo titánico para implementar las medidas que recomienda el Ministerio".

Respecto a las zonas de la provincia que más se están viendo afectadas por el Coronavirus, Martínez Chana ha indicado que la población de la provincia está muy envejecida y que es una de las zonas de España probablemente con más personas en situación de riesgo.

Por último, Martínez Chana ha dejado claro que desde la Diputación de Cuenca van a ser "ese motor que la provincia necesitará", no van "a escatimar en esfuerzos para estar junto a la gente que peor lo está pasando y siendo conscientes que aquí llueve sobre mojado, ya que es una provincia con algunas necesidades imperiosas que se verán acentuadas cuando salgamos de este túnel".

Por su parte, el presidente de la Diputación de Guadalajara, José Luis Vega, ha apuntado que la recuperación a futuro solo va a ser posible estando cerca de las personas a los que más ha golpeado esta crisis sanitaria.

"No queremos perder ni un minuto, y desde la Diputación ya se está trabajando con los agentes sociales para poner en marcha medidas extraordinarias para empresas, autónomos y trabajadores", ha subrayado a Europa Press, asegurando que la intención es ampliar las líneas de ayudas ya contempladas en los presupuestos provinciales y "completar e efecto" de las aplicadas desde los gobiernos central y regional.

Para ello, tiene previsto desarrollar planes de estímulo a la economía municipal en el marco de las inversiones canalizadas a través de los ayuntamientos con el fin tratar de recuperar el empleo e incentivar la actividad, algo que se complementará con el "soporte social a las familias que hayan perdido sus trabajos en este tiempo".

También ha avanzado que se "compensará" a los ayuntamientos por el impacto del gasto que la gestión de la crisis sanitaria está suponiendo en sus presupuestos.

En cuanto a las medidas económicas llevadas a cabo hasta el momento, desde la Corporación Provincial se ha adelantado a los pueblos y empresas los pagos para facilitara la liquidez, se ha aplazado un mes el cobro de tributos municipales a los contribuyentes ayuntamientos con recaudación delegada y se han ampliado los plazos de abono voluntario. Además, los cargos de impuestos que vencían en marzo y abril, se retrasan un mes.

Finalmente, el Gobierno de la Diputación provincial de Toledo ha decidido incrementar la cuantía de la convocatoria de ayudas de gasto corriente este año 2020 con el fin de que los municipios de la provincia dispongan de un mayor apoyo económico para afrontar la prestación de los servicios públicos municipales ante la crisis sanitaria del Covid-19.

Además de ese incremento de la cantidad destinada a la convocatoria de gasto corriente para 2020, ha decidido introducir una novedad en la convocatoria para que este programa también pueda subvencionar las acciones que los ayuntamientos lleven a cabo relacionadas con el Covid-19, según ha informado la Diputación en nota de prensa.

Para ello, va a modificar las bases reguladoras de la convocatoria de ayudas de gasto corriente para subvencionar gastos derivados de la prestación de los servicios públicos municipales, para incluir los que los ayuntamientos haya tenido que afrontar para paliar los efectos ocasionados por el coronavirus, tales como la contratación de personal para la atención a personas vulnerables y mayores, el refuerzo de la ayuda a domicilio, la adquisición de productos o los gastos de personal.

El equipo de Gobierno de la Diputación ha remitido una carta a todos los ayuntamientos de la provincia informando a los alcaldes y alcaldesas de este aumento de los fondos del programa de gasto corriente y de la ampliación de las acciones subvencionables.

La Diputación también ha adoptado la decisión, a través del Organismo Autónomo de Gestión Tributaria (OAGT), de adelantar un mes la entrega a los municipios de los anticipos de la recaudación tributaria, así como retrasar el cobro de tributos municipales a los contribuyentes.

"Con estas dos nuevas medidas continuamos aportando nuestro granito de arena a afrontar estos momentos difíciles y de incertidumbre para los municipios y los ciudadanos y ciudadanas que necesitan la implicación de las instituciones", ha indicado el presidente de la Diputación, Álvaro Gutiérrez, anunciado que en los próximos días se seguirán poniendo en marcha medidas que alivien la situación que atraviesan los municipios.

En apoyo directo a los ayuntamientos la medida adoptada supone que los ayuntamientos percibirán esas cantidades el día 7 de cada mes en lugar del día 25, como está fijado hasta ahora. Adelanto que se mantendrá, en principio, durante los próximos tres meses, prorrogables si fuese necesario.

La segunda de las medidas tributarias supone el retraso y la ampliación de los plazos para el cobro de tributos municipales que recauda el Organismo Autónomo e incluye dos acciones concretas.

Una de ellas es que el primer 50 por ciento del IBI, podrá abonarse hasta el 5 de agosto, en lugar de vencer el 5 de julio. A lo que se suma el retraso del abono del impuesto de vehículos de tracción mecánica, que podrá entregarse hasta el 5 de julio en lugar de hacerlo efectivo el 5 de mayo.

Compartir
Update CMP