DENUNCIAN SU DISCRIMINACIÓN EN LAS AYUDAS DE EMERGENCIA EXCEPCIONAL

Cabreo importante de las familias numerosas de Castilla-La Mancha por un "olvido" que les duele mucho

Imagen de archivo Imagen de archivo

La Asociación Castellano-Manchega de Familias Numerosas (Acamafan) ha denunciado este miércoles que el Gobierno regional "no está teniendo en cuenta la realidad de las familias numerosas, que están siendo discriminadas en todas las ayudas, ya que no se tiene en cuenta el número de hijos, más allá de los dos primeros".

"Esto ocurre desde siempre en la prestación por desempleo y ahora lo están sufriendo también los que han tenido un ERTE, a los que sólo se les reconocerá un plus por el primer y el segundo hijo", ha denunciado la federación en nota de prensa.

También, prosigue, se ven discriminadas en las Ayudas de Emergencia Excepcional aprobadas este martes por el Gobierno autonómico "que limita el número de hijos, tanto en los cálculos de la renta máxima para acceder a las ayudas, como en la cuantía de estas".

"El decreto de ayuda va por buen camino pero es insuficiente al no considerar el criterio de Renta per cápita. Las familias numerosas se quedan fuera de las ayudas por el sistema de cálculo, lo que provoca un agravio en situaciones muy delicadas", han denunciado.

Recursos sociales

Luego de denunciar que" los bancos están cobrando intereses a las familias que están cobrando tarde y una cantidad insuficiente y muchas familias con verdaderas necesidades no saben cómo acceder a los recursos sociales disponibles", han reclamado a Bienestar Social que se incremente el límite de ingresos por hijo y que en las ayudas del decreto se recoja también un incremento por cada hijo.

Por otro lado, desde Acamafan han denunciado que tres de cada cuatro familias numerosas de Castilla-La Mancha no dispone de equipos suficientes para que todos sus miembros puedan estudiar o teletrabajar y la gran mayoría, un 48%, tiene que arreglarse con dos dispositivos, un ordenador y una tablet, para seguir las clases de los hijos y las obligaciones profesionales de los padres.

"Esta es una de las conclusiones de la encuesta realizada por Acamafan a más de 600 familias numerosas de esta comunidad para analizar los principales efectos que ha tenido en ellas la crisis del COVID-19", ha indicado en nota de prensa la asociación, que añade que solo el 24%, es decir, una de cada cuatro familias cuenta con un dispositivo para cada miembro de la familia.

"Muchos padres deben compartir con sus hijos el equipo con el que trabajan para que los niños puedan conectarse y seguir las clases en la misma franja horaria. A ello se une a veces la falta de espacio y la dificultad que supone para algunos padres poder apoyar a sus hijos en el seguimiento de las tareas escolares", han alertado.

Brecha digital

De igual modo, dicha encuesta desvela que un 17% no dispone de un lugar adecuado para el estudio y un 28% de los padres reconoce que no puede ayudar a sus hijos y que la gran mayoría de familias afirma que el cierre de colegios le ha afectado (81%), lo que se muestra especialmente en los hogares con rentas inferiores a 1.500 euros (84%).

"Para la Federación Castellano-manchega de Familias Numerosas estos datos evidencian la gran brecha digital en las familias más vulnerables, que puede generar desigualdad de oportunidades en los hogares con más hijos y menos recursos", han terminado alertando.

Compartir
Update CMP