DIvULGACIÓN

Una investigación en Cuenca muestra evidencias de que los residuos del champiñón pueden purificar el aire

FOTO: Diputación de Cuenca. FOTO: Diputación de Cuenca.

El Centro de Investigación, Experimentación y Servicios del Champiñón ubicado en Quintanar del Rey, dependiente de la Diputación de Cuenca, ha publicado un artículo en colaboración con investigadores de Brasil, México y Reino Unido donde se revisa la reutilización del sustrato post-cultivo de hongos comestibles en nuevos ciclos de producción desde la perspectiva de la economía circular.

El director de este centro, Francisco Gea, ha señalado que entre los posibles usos que pueden tener estos sustratos, que constituyen el principal residuo generado en la actividad, se encuentra entre otros, su empleo en biorremediación que consiste en la purificación de aire, agua, suelos, y de sustratos contaminados con plaguicidas. También se ha trabajado con la utilización en otros cultivos como flores y hortalizas en invernadero.

Según ha informado en nota de prensa la Diputación, Gea también ha destacado que serviría como enmienda general de suelos, semilleros y paisajismo, alimentación animal y acuicultura, control de plagas y enfermedades.

Tras exponer brevemente aspectos relacionados con los sustratos post-cultivo y su vinculación con la economía circular con las diferentes aplicaciones, el artículo recopila la bibliografía existente con numerosos ejemplos de reutilización de sustratos post-cultivo, clasificados por especies cultivadas, en nuevos sustratos, tanto como material de base para la misma u otra especie diferente, o como ingrediente de capas de cobertura.

Compartir