VISITA A MANZANARES Y VALDEPEÑAS

Dos hospitales de Castilla-La Mancha, "ejemplo" de eficiencia energética para el consejero

El Hospital Virgen de Altagracia de Manzanares (Ciudad Real) es "un ejemplo" de eficiencia energética tras las obras desarrolladas por el Gobierno de Castilla-La Mancha "en beneficio de la sostenibilidad".

Así lo ha señalado este viernes el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, durante su visita al hospital para comprobar las mejoras que han llevado al Virgen de Altagracia a "escalar dos puestos en la calificación energética, tras mejorar los indicadores de emisiones contaminantes y consumo de energías limpias", según ha informado la Junta en nota de prensa.

Fernández Sanz ha recordado que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha asegurado que durante esta legislatura "más de 1,6 millones de euros en el Hospital Virgen de Altagracia de Manzanares", de los cuales 851.500 euros corresponden a proyectos de eficiencia energética que se han implementado en los últimos tres años.

Según el último informe emitido por una empresa independiente, la infraestructura "ha reducido a la mitad, un 49,92 por ciento, su consumo de energía primaria no renovable tras realizar cambios en las instalaciones de calefacción, agua caliente, refrigeración, iluminación, paneles solares o sustitución de envolvente térmica de puertas, ventanas y cubierta".

Unas medidas que han permitido reducir cerca del 52 por ciento las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, pasando de un nivel de eficiencia E al C.

Fernández Sanz ha explicado que esta concepción de "hospital verde o infraestructura sanitaria eficiente, guarda una relación directa con la mejora de la salud de los ciudadanos". El cambio climático tiene consecuencias directas en la salud, ya que "exacerba y amplifica muchas patologías que tienen un coste tanto en la calidad de vida del paciente, como en el sistema y en la planificación de la sanidad pública", ha indicado el consejero.

Esta proyección de futuro hace necesario rediseñar y adaptar las infraestructuras sanitarias hacia la sostenibilidad y el Hospital de Manzanares "es un ejemplo de esta filosofía", ha dicho Fernández Sanz.

Fernández Sanz ha aseverado que "lo invertido sólo en 2018 en esta gerencia, 835.600 euros, ya supera lo que hizo el anterior gobierno durante toda la legislatura en la que se gastaron 765.400 euros en los cuatro años".

Hospital verde

Los proyectos de eficiencia energética realizados en el último ejercicio han consistido en la sustitución de la iluminación convencional por luces led, el cambio de la cubierta envolvente térmica de la cubierta y en varias zonas del hospital, así como actuaciones sobre el sistema de control de las instalaciones del bloque quirúrgico. Mejoras que se han realizado con fondos procedentes del Programa Operativo 'Feder 2014-20' de la Unión Europea.

Desde la Consejería de Sanidad se ha diseñado un programa para ofrecer una respuesta a la amenaza que supone para la salud el cambio climático. Esta estrategia, ha explicado Fernández Sanz, se centra en cinco áreas de actuación relacionadas con la incidencia de factores medioambientales en enfermedades, alergias o vectores, la adaptación del sistema al incremento de pacientes con determinadas patologías, así como las propias infraestructuras sanitarias, la sostenibilidad y la sensibilización respecto a cambio climático y salud.

El consejero de Sanidad ha estado acompañado durante la visita por el director gerente, Pablo Aguado y por el alcalde de la localidad, Julián Nieva.

Día Mundial de la lucha contra el Sida

El consejero de Sanidad ha recordado que este sábado, 1 de diciembre, se celebra el Día Mundial de la lucha contra el Sida, realizando una llamada a la prevención de esta enfermedad.

Fernández Sanz ha recordado que desde los años 90, en Castilla-La Mancha se han notificado 1.635 casos, de los cuales 1.345 son varones, el 82,3% del total de casos y 290 son mujeres. El año pasado, 2017, se diagnosticaron en Castilla-La Mancha 19 casos, 15 hombres y 4 mujeres.

Hospital de Valdepeñas

Por otra parte, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha invertido en la Gerencia de Atención integrada de Valdepeñas más de 850.000 euros, en diversas actuaciones de mejora de la eficiencia energética, accesibilidad y confortabilidad de las estancias de hospitalización y en la adquisición de equipos asistenciales.

Así lo ha afirmado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández, durante la visita realizada al Hospital valdepeñero, para mejorar la eficiencia energética de las instalaciones de producción de agua caliente y de calefacción, según ha informado la Junta en nota de prensa.

El consejero ha explicado que desde el próximo mes de diciembre estará en funcionamiento una instalación de 40 paneles solares térmicos en la cubierta para producir agua caliente, que genera más de 70.000 kilovatios por hora cada año y evita emitir a la atmósfera 16,7 toneladas de dióxido de carbono.

Con estos fondos, procedentes del Programa Operativo FEDER 2014-20 de la Unión Europea, el año pasado se sustituyeron dos calderas de climatización y agua caliente sanitaria, los quemadores y el sistema de control y ahora se acaban de instalar paneles solares en la azotea para producir agua caliente sanitaria.

Esta medida para la producción de agua caliente sanitaria mediante energía solar térmica permitirá ahorros entre un 50 y un 60 por ciento de consumo de gas, y reducción de emisiones de dióxido de carbono entorno al 60 por ciento, pudiendo funcionar exclusivamente con energía renovable para el agua caliente sanitaria durante más de 5 meses al año.

Mejora en accesibilidad y confort

Asimismo, Fernández Sanz ha destacado otra inversión de 90.000 euros a actuaciones de mejora de la accesibilidad y confortabilidad de las instalaciones y estancias de hospitalización.

Además, se ha renovado los baños de la Unidad de hospitalización Quirúrgica que tenían 45 años de antigüedad, garantizando aspectos asistenciales, de cuidados, seguridad, dignidad y confortabilidad de los pacientes en sus estancias postoperatorias.

Así, se han realizado en los baños de las habitaciones un cambio de todas las instalaciones de fontanería, saneamiento, carpintería, albañilería y electricidad, adaptando los baños a un espacio óptimo para personas con poca movilidad o con problemas postquirúrgicos, ganando los pacientes espacio y resultándoles más fácil el acceso al aseo y la ducha.

Fernández Sanz ha destacado la adquisición de equipos asistenciales, como un ecógrafo radiológico, un ecógrafo ginecológico y una Incubadora para el transporte extrahospitalario de neonatos.

El ecógrafo radiológico dispone de mejoras tecnológicas significativas, mejorando la calidad de imagen e incorporando nuevas técnicas como la elastografía.

Por lo que respecta al ecógrafo ginecológico, permite el diagnóstico cardíaco de pacientes pediátricos, facilitando a los profesionales médicos el diagnóstico en cuanto a malformaciones y patologías fetales se refiere.

Asimismo, se ha incorporado una incubadora que permite sustituir la existente con 18 años de antigüedad, garantizando así el transporte controlado de los pacientes a centros de referencia nacional.

Agradecimientos a colaboradores y participantes

El consejero de Sanidad ha agradecido a todos los profesionales del Hospital de Valdepeñas y de la Gerencia de Urgencias, Emergencias y Transporte Sanitario, que han colaborado y participado en la formación de la incubadora y el respirador para que exista una coordinación global.

La formación ha permitido a los profesionales participar en la puesta al día en el transporte de pacientes y ha servido para establecer puntos de encuentro ante una situación crítica como es el transporte de pacientes neonatales.

Asimismo, se está implantando la hoja de prescripción electrónica en Mambrino XXI, que redunda en un incremento de la calidad de la asistencia. Fernández Sanz ha destacado que el objetivo principal es aumentar la seguridad del paciente.

COMPARTIR: