EL PP DICE QUE SÍ Y LA JUNTA QUE NO

Lío con el segundo centro de salud de Azuqueca ¿Están las obras paradas?

La secretaria regional del PP y senadora autonómica, Carolina Agudo, ha denunciado este miércoles que las obras del segundo centro de salud de Azuqueca de Henares (Guadalajara) llevan más de un año paralizadas, en plena pandemia, y el delegado de la Junta en Guadalajara, Eusebio Robles, la ha acusado de "desconocimiento" y ha asegurado que concluirán en los próximos meses.

Durante la visita realizada que ha realizado esta mañana a Azuqueca de Henares (Guadalajara), junto a la portavoz del PP en el Ayuntamiento de esta localidad, Aure Hormaechea, Agudo ha señalado que las obras de construcción llevan paralizadas más de un año, "a pesar de las continuas promesas del Gobierno de García-Page que, en reiteradas ocasiones, ha dicho que se reanudarían de manera inmediata”.

En este punto ha lamentado que, “por mucha propaganda y por muchas fotografías que Page se haga delante de algún centro de salud, la realidad es que no se está trabajando con todos los mecanismos posibles para vencer al virus”.

Y ha acusado a García-Page de no estar adoptando en la región "las medidas adecuadas", además de que los protocolos sanitarios "no están funcionando", por lo que "la sanidad pública está débil porque faltan “recursos humanos y materiales, tal y como están reclamando los profesionales sanitarios de Atención Primaria", ha apuntado Agudo.

Por su parte, el delegado de la Junta, Eusebio Robles, a preguntas de los medios, ha negado que las obras del segundo centro de salud de Azuqueca de Henares estén paradas y ha reconocido ciertas incidencias en las mismas, si bien ha afirmado que su conclusión es "inminente".

“Si por Carolina Agudo fuera, no existiría el segundo centro de salud de Azuqueca de Henares ni siquiera se hubieran iniciado las obras porque fue el PP el que, en un determinado momento, quiso ceder ese espacio al Ministerio”, ha afirmado.

Robles ha recordado los diversos problemas en la ejecución de estas obras y ha afirmado que, hace un par de semanas, encargó a Tragsa que hiciera un análisis del estado en el que se encontraban las obras, “qué obras faltaban por ejecutar y qué faltaba por hacer y en estas semanas se ha hecho una valoración aproximada del coste para terminar esta obra”.

En concreto, serían unos 300.000 euros que se destinarán principalmente a la urbanización exterior y a solventar algunas deficiencias en el interior, ha puntualizado el delegado, que ha concluido: "creo que en los próximos meses podremos ver este centro terminado y puesto en marcha”. 

Compartir