LAGUNA DE MANJAVACAS, CUENCA

Una de las aves más amenazadas del mundo vive en Castilla-La Mancha

Una campaña de anillamiento de la Fundación Global Nature en la laguna de Manjavacas en Mota del Cuervo (Cuenca) ha confirmado la presencia del carricerín cejudo (Acrocephalus paludicola), el ave de pequeño tamaño más amenazado de Europa continental y uno de los más amenazados del mundo.

La Fundación Global Nature ha coordinado durante los meses de agosto y septiembre de este año una campaña de anillamiento científico de aves en dos humedales de La Mancha Húmeda, la laguna Chica de Villafranca de los Caballeros (Toledo) y la laguna de Manjavacas, con el fin de estudiar la migración otoñal de pequeñas aves.

En la campaña de anillamiento científico de aves se han capturado 944 individuos de 26 especies diferentes, entre ellos el carricerín cejudo, que fue detectado el 16 de agosto durante su paso migratorio otoñal, ha informado hoy la Fundación Global Nature.

Este pequeño ave recorre más de 12.000 kilómetros en un recorrido de ida y vuelta entre sus zonas de cría en el centro y este de Europa hasta sus zonas de invernada en África, al sur del Sáhara. Es el ave de pequeño tamaño más amenazado de Europa continental y uno de los más amenazados del mundo -catalogado como 'vulnerable' a escala global, como 'en peligro" a escala europea y 'de interés especial' en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas- y hacía más de seis años que no era detectado en este humedal.

Se estima una población mundial inferior a 30.000 individuos reproductores, una población escasa comparada con otras pequeñas aves que junto a la fragmentación de sus áreas de cría y su declive poblacional evidencia su "elevado" riesgo de extinción, ha señalado la Fundación, que ve prioritario conservar los humedales manchegos.

La campaña de 2018 ha sido realizada por anilladores profesionales del grupo manchego 'GIA-La Mancha' con el apoyo de los voluntarios del grupo 'Las Lagunas' del Ayuntamiento de Villafranca de los Caballeros. En total, durante las 20 jornadas de anillamiento de esta campaña han participado o colaborado casi 20 personas entre voluntarios, visitantes y ornitólogos.

COMPARTIR: