SUCESOS

El autor confeso de la muerte de una concejala de Quintanar (Toledo) aparece muerto en su celda

FOTO: Cárcel de Ocaña II
FOTO: Cárcel de Ocaña II

José Antonio Carrión, cuñado y presunto asesino de la exconcejal de la localidad toledana de Quintanar de la Orden, Isabel Laureana se habría quitado la vida en la prisión de Ocaña en la que residía desde el año pasado, según la información publicada este miércoles por el medio Quijote Digital. El presunto autor de esta muerta ha aparecido muerto en la celda que ocupaba en la cárcel de Ocaña, donde permanecía a la espera de juicio.

Fuentes judiciales han indicado a la agencia Europa Press que el juez instructor del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Ocaña -de guardia- ha acordado, como primeras diligencias de investigación tras los hechos ocurridos en la cárcel, el levantamiento del cadáver y la autorización para la práctica de la autopsia.

No es la primera vez que el principal sospechoso del asesinato de Isabel intenta autolesionarse. En 2016, el asesino confeso se infligió cortes en el cuerpo, días después de que su hermano y marido de la víctima ingresara en prisión.

Dos años y medio del crimen

Se cumplen dos años y medio desde aquel 11 de enero en el que la exconcejal de Quintanar fue encontraba sin vida en su domicilio con más de 30 puñaladas. Su cuñado y marido han sido los principales sospechosos del crimen, aunque este último quedó en libertad después de nueve meses de prisión y el pago de una fianza de 20.000 euros. Mientras tanto,  el cuñado continuaba en la prisión de Ocaña hasta nueva orden.

Isabel Laureana fue hallada muerta en su casa en enero de 2016, y fue su marido quien encontró su cuerpo sin vida. Tras prestar declaración, ingresó en prisión provisional, si bien la abandonó en octubre de 2016 tras pagar una fianza. Fue poco después cuando fue detenido el hermano del marido tras confesar ser el autor del crimen, a quien se le imputó de manera provisional un delito de asesinato.

COMPARTIR: