LA DIRECCIÓN DEL CENTRO GARANTIZA LA ASISTENCIA

Las Urgencias de Toledo vuelven a colapsar en otra jornada frenética contra el COVID

El hospital Virgen de la Salud de Toledo El hospital Virgen de la Salud de Toledo

Segunda jornada consecutiva de colapso en las Urgencias del Virgen de la Salud de Toledo. Tras la denuncia realizada este martes por el sindicato CSIF, que incluso ha planteado la activación del Plan de Catástrofes Externas y la instalación de un hospital de campaña ante la situación "límite" del centro sanitario de la capital, las cosas no han mejorado en las últimas horas.

Según han confirmado fuentes médicas y sindicales a EL DIGITAL, a primera hora de la mañana de este miércoles un total de 46 pacientes esperaban en las Urgencias del hospital toledano para ser ingresados en planta, la mayor parte de ellos siendo positivos por coronavirus.

Un colapso que se ha repetido en varias ocasiones durante las últimas fechas debido a la preocupante evolución de la pandemia en la provincia de Toledo. Muestra de ello es que el servicio de urgencias del Virgen de la Salud ha atendido durante las últimas horas a un total de 320 pacientes, de los que 81 han precisado ingreso. Menos de la mitad de ellos han podido ser trasladados a planta de manera ágil. A lo largo de la mañana la situación se ha ido descongestionando progresivamente y en torno a las 14 horas ya se daba por controlada.

El hospital de referencia en la ciudad de Toledo tenía este martes, según las últimas cifras oficiales, 284 personas ingresadas por COVID-19, lo que supone un 41 % del total de hospitalizados por coronavirus en Castilla-La Mancha, que son 685.

La asistencia sanitaria, garantizada

Preguntados sobre la situación actual, desde la Gerencia del Virgen de la Salud se ha remitido un comunicado a EL DIGITAL recordado que se han "aumentado todos los recursos sanitarios disponibles para dar respuesta al servicio de Urgencias, habilitando todas las camas hospitalarias, por lo que los ciudadanos tienen garantizada la asistencia sanitaria en este centro hospitalario".

Además, han informado que "se están estableciendo nuevos circuitos de pacientes y reorganizando nuevos espacios para dar apoyo al servicio de Urgencias, como ya se hiciera en su momento con el cambio de funcionalidad del gimnasio del servicio de Rehabilitación o el cambio de ubicación de la urgencia pediátrica".

Eso sí, la dirección del centro sanitario toledano reconoce "una mayor presión asistencial en el servicio de Urgencias", lo que implica también "una mayor ocupación en la hospitalización con las inevitables molestias para los usuarios". "El aumento de la presión asistencial que se está produciendo estos días provoca que aumente el tiempo medio de permanencia de los pacientes en urgencias, retrasando el ingreso a las diferentes unidades de hospitalización, dada la mayor ocupación en la hospitalización, con las inevitables molestias para los usuarios", añaden.

Por último, la dirección del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo se califica como "muy sensible a las necesidades del servicio de Urgencias y de su complejidad", por lo que reconoce en el comunicado "el esfuerzo que diariamente realizan todos los profesionales que desarrollan su labor en el servicio".

"Estamos preparados"

Durante una rueda de prensa ofrecida en el Palacio de Fuensalida, la portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha lanzado un "mensaje de tranquilidad" porque "en este momento las personas hospitalizadas por coronavirus en Castilla-La Mancha no alcanzan las 700 y en los peores momentos de la pandemia tuvimos hospitalizadas hasta 4.000". "Este contexto no es el mismo que el del mes de marzo y vamos a hacer todo lo posible para que no sea el mismo", ha asegurado.

Respecto a la situación en Toledo, Fernández ha recordado que "el Plan de Contingencia está escrito desde hace mucho tiempo por parte de la Consejería de Sanidad" y que, al igual que se hizo en la primera ola, "se utilizarán otros espacios hospitalarios disponibles si fuera necesario".

"Estamos preparados para asumir la situación", ha afirmado la portavoz, que ha advertido de que "la situación se pueda complicar cuando venga la temporada de la gripe", por lo que ha pedido a los colectivos de riesgo que se vacunen para así poder evitar "un cuello de botella" en los hospitales castellano-manchegos.

El PP vuelve a pedir la apertura del nuevo hospital

De su lado, el PP de Castilla-La Mancha, el diputado regional Juan Antonio Moreno ha calificado de "preocupante" la presión asistencial a que se están viendo sometidos los hospitales, especialmente el de la capital regional. Así, ha criticado que "muchísimos pacientes" tengan que esperar para que se les asigne una cama. "Esto tendría que haberse corregido", ha asegurado antes de criticar la "inanición e inactividad" del presidente regional, Emiliano García-Page, y más aún "cuando tenemos un hospital en la ciudad que, por su prepotencia y soberbia, sigue cerrado", lo que ha tachado de "incomprensible decisión estratégica".

El parlamentario 'popular' ha dicho no entender a que "obedece el que García-Page siga con el hospital cerrado" cuando "podría servir para que estuvieran todos los pacientes con COVID-19 o realizar otro tipo de estrategia asistencial, pero contando con esta infraestructura que, estando en uso, no esta operativa". "No sabemos si es su estado o la alarma quien le impide abrir el nuevo hospital, pero desde el PP le exigimos que lo abra ya para atender a los pacientes de la provincia y también de la región", ha zanjado.

La portavoz de la Junta, a este respecto, ha confirmado que "el traslado (al nuevo hospital de Toledo) sigue con la planificación prevista" debido a que "la situación de la pandemia no se ha complicado de manera demasiado grave". "En este momento vamos a continuar con el calendario", ha asegurado no sin recordar que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ya ha advertido de que si la crisis sanitaria generada por el coronavirus se agrava sobremanera habría que paralizar la mudanza para que todos los recursos sanitarios se centren en la lucha contra el COVID.

Compartir