VALLE DE ALCUDIA

Alerta en un gran valle de Castilla-La Mancha por 17 proyectos de gran impacto medioambiental

Ecologistas en Acción ha alertado del "severo impacto" del proyecto de convertir la zona central del Valle de Alcudia, en la provincia de Ciudad Real, en un inmenso polígono industrial fotovoltaico.

Así lo ha hecho en diferentes cartas que ha enviado al Gobierno regional, al
Comisariado de Medio Ambiente de la Comisión Europea, al Comisariado de la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo, a la Dirección de la Agencia Europea de Medioambiente y a la Presidencia de la Oficina Europea del Medioambiente, han informado los Ecologistas en nota de prensa.

En los correspondientes escritos dirigidos a los responsables de estas instituciones, Ecologistas en Acción-Valle de Alcudia les informa del proyecto fotovoltaico en cuestión, y les alerta del severo impacto que, para esta comarca, y también para el Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona, tendría la materialización del mismo.

"El proyecto de polígono industrial en el valle, no sólo afectaría directamente al parque natural, sino que impactaría gravemente en los espacios de la Red Natural 2000, sustrayendo espacio vital para la conservación de algunas especies de aves en peligro de extinción, como el águila imperial, el águila perdicera, la cigüeña negra y el buitre negro", señala, para agregar que nivel internacional, el Valle de Alcudia está considerado como un área muy importante para la Conservación de la Biodiversidad de la Unión Europea.

De magnitudes exorbitantes

Recuerdan que, en la actualidad, los ayuntamientos de Brazatortas, Almodóvar del Campo, Cabezarrubias del Puerto, Hinojosas de Calatrava y Mestanza pretenden construir en la parte central del Valle de Alcudia, una gran central solar fotovoltaica "de unas magnitudes exorbitantes".

"Hasta el día de hoy, aunque es probable que surjan aún más, están proyectadas 17 instalaciones fotovoltaicas, aunque pueden considerarse una misma central, que suman una potencia de 945,07 MWp y que ocuparían un total de 2.828,79 hectáreas, constituyendo, de construirse en estos momentos, la mayor central fotovoltaica de Europa y la octava del mundo", añade.

Bajo su punto de vista, de llevarse a cabo, esto supondría "una enorme agresión medioambiental" al Valle de Alcudia -a su flora, su fauna y su paisaje- con "graves consecuencias" también en el aspecto histórico-cultural. "A ello, hay que sumar el negativo impacto social, ya que supondría un grave obstáculo en los proyectos de desarrollo turístico de la comarca".

"Bajo un mal entendido concepto de desarrollo, las administraciones locales de la zona pretenden convertir el área central del Valle de Alcudia en un gigantesco polígono industrial. La energía renovable es, sin duda, un paso importante hacia la sostenibilidad del planeta, pero ello no puede suponer la destrucción de excepcionales ecosistemas naturales, la degradación del paisaje rural/natural, y obstaculizar el desarrollo económico/turístico de las economías locales a cambio del lucro de grandes empresas", según argumenta.

Compartir