REFORMA TARIFARIA

El Tribunal Supremo da un nuevo varapalo a los regantes del trasvase Tajo-Segura

El Tribunal Supremo (TS) ha rechazado el recurso del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats) contra la reforma tarifaria del anterior Gobierno central del PP por el uso del canal y que los obliga a pagar una cantidad fija de dinero, 12 millones de euros al año, se trasvase o no agua.

El Scrats recurrió en julio de 2017 por la vía contencioso-administrativa la reforma aprobada en Consejo de Ministros el 9 de junio anterior por la que el Ministerio de Agricultura de Isabel Tejerina cambió el criterio de interpretación dado hasta entonces a la ley 52/1980 de este año que regula el régimen económico de explotación del trasvase.

Según el presidente del Scrats, Lucas Jiménez, "optaba por un nuevo sistema de cálculo claramente recaudatorio que castigaba las economías de los agricultores del sureste español" con "criterios similares al de otro tipo de suministros, como el eléctrico, pero en este caso la posibilidad de consumir está siempre garantizada".

Ahora, el Scrats estudia cómo recurrir esa sentencia del TS y "si se tropieza con una pared judicial", deberá recurrir "a la política para exigirle que trate de solucionar los problemas que en parte ha creado" y que les supondría por esa tarifa el desembolso de unos 25 millones que han depositado como aval por si sufren un nuevo revés.

COMPARTIR: