SOBRE UN SUPUESTO BROTE DE COVID

Detenido por inventarse un bulo que casi acaba con un negocio de Toledo capital

La Policía Nacional ha detenido a un varón como presunto autor de un mensaje malicioso, difundido a través de una aplicación de mensajería instantánea, en el que alertaba de un brote de COVID-19 en una tienda de productos latinos e instaba a no comprar en el establecimiento.

Los investigadores tuvieron conocimiento de estos hechos cuando la propietaria del negocio "Mi pueblo latino" se personó en la Comisaría y denunció que, desde principios de noviembre, circulaba entre su clientela un mensaje cuyo autor se identificaba como enfermero del Servicio de Urgencias del Hospital Virgen de la Salud. La mujer indicaba que, a raíz de dicho mensaje, había disminuido drásticamente su clientela, produciéndole un enorme perjuicio económico y llegando incluso a poner en riesgo la continuidad de su negocio.

En el comunicado, el supuesto sanitario alertaba de que se había detectado un gran número de personas contagiadas, algunas de ellas con complicaciones severas, y señalaba como foco del contagio una tienda de productos latinos situada en el número 12 de la calle Aragón.

La Policía Nacional contactó con las autoridades sanitarias, quienes confirmaron que la información era totalmente falsa ya que no se había detectado, ni en la actualidad, ni tiempo atrás, ningún brote de COVID-19 en ese establecimiento. Además, los datos del supuesto enfermero autor del mensaje, no se correspondían con los de ningún trabajador del centro hospitalario.

Siguiendo minuciosamente el mensaje hasta su origen, en una laboriosa y rápida investigación, finalmente la Policía Nacional dio con el presunto autor del bulo, que fue detenido como presunto responsable de un delito de injurias graves realizadas con publicidad, puesto que alcanzó una gran repercusión al haberse difundido a través de redes sociales. 

Consejos de la Policía para detectar y parar los bulos

Los bulos son noticias falsas que se difunden intencionalmente para crear inquietud entre la población o sacar provecho de una situación obteniendo un beneficio o, como en este caso, perjudicando a un tercero. Desde la Policía Nacional se aconseja:

1. Las redes sociales son la vía de entrada preferida de los bulos. Toda la información que se recibe a través de ellas debe comprobarse acudiendo a fuentes oficiales y medios de comunicación.

2. No difundir la información "por si acaso". Este es el error más común que se suele cometer cuando se recibe un mensaje malicioso, ya que contribuye a la rápida expansión de los bulos. Si no se ha comprobado la veracidad de un mensaje, mejor no difundirlo.

Compartir