PAGE Y NÚÑEZ SE REUNIRÁN LA PRÓXIMA SEMANA

PSOE y PP se ofrecen un pacto en defensa del agua de Castilla-La Mancha pero no definen sus exigencias

José Luis Escudero, diputado regional del PSOE
José Luis Escudero, diputado regional del PSOE

El diputado regional del PSOE José Luis Escudero ha pedido al presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, que aclare si está a favor de que cambien "las reglas del juego" del trasvase Tajo-Segura, es decir del memorándum que regula la explotación del acueducto.

En rueda de prensa, Escudero ha solicitado a Núñez "que diga de una vez por todas de que está por cambiar el memorándum de la rendición de Cospedal ante los intereses de Murcia y del Partido Popular"

Escudero ha afirmado que el mensaje de Núñez y del PP de Castilla-la Mancha en relación a esta infraestructura "es tan turbio como las aguas de un trasvase que es bastante injusto y esquilma los recursos de Castilla-la Mancha". Por ello, le ha reclamado "que diga claro si está por cambiar las reglas del juego", porque según el parlamentario socialista "lo tiene muy fácil: si sigue apostando por lo intereses del PP y de Murcia y no de Castilla-La Mancha que diga que no quiere cambiar las reglas del juego".

Además, el socialista ha comentado que Núñez puede mantener todas las reuniones que quiera con García-Page y con el Gobierno regional, pero le ha advertido que "a ellas se va a defender los intereses de esta tierra no los de Murcia, Casado o el Partido Popular". Y ha insistido en que "hay cuestión muy clara, que hay unas reglas de juego que son perjudiciales para Castilla-La Mancha" y que por lo tanto Núñez debe decir si está de acuerdo en que se cambien o no lo está.

Por su parte, el propio Paco Núñez, en declaraciones a los medios de comunicación con motivo de su visita a las urgencias del Hospital Virgen de la Salud de Toledo, se ha mostrado "encantado" de que el presidente regional, Emiliano García-Page, le haya propuesto una reunión para la próxima semana para hablar de agua y ha confiado en que en el encuentro se aporten datos y estudios técnicos. 

Núñez ha afirmado que el PP tiene "claros ciertos límites en materia de agua", como garantizar la prioridad de la cuenca cedente y que Castilla-La Mancha tenga cubiertas sus necesidades en materia hídrica para el presente y para el futuro, para que la región pueda crecer. 



"Quiero que demos prioridad a la cuenca cedente y que eso esté blindado desde un acuerdo de los grandes partidos de Castilla-La Mancha para defender el territorio", ha propuesto Núñez, que ha considerado que cualquier propuesta se debe plantear con datos y avalada por estudios técnicos, ya que ha subrayado que el agua no es un tema banal que se pueda solventar con "conversaciones de cafetería". 

Por ello, y ante la exigencia del Gobierno regional de que el PP pida también la derogación del memorándum que regula el trasvase Tajo-Segura, Núñez ha considerado que "cuando uno va a hablar, lo que tiene que decir es lo que quiere poner y lo que quitar en un pacto". 

Así, ha propuesto alcanzar un acto nacional del agua en el que estén de acuerdo todas las fuerzas políticas por dos motivos, el primero de ellos para que el agua deje de ser un elemento de confrontación política y se use como arma arrojadiza. Además, en segundo lugar, ha apostado por que antes de alcanzar ese pacto nacional, en Castilla-La Mancha se pueda fijar una postura común entorno al agua, para que ésta se convierta en un elemento de crecimiento en la región.

Tirón de orejas a su homólogo murciano

Por otro lado, y ante las palabras del presidente de Murcia, Fernando López Miras, que ha criticado que en noviembre no se autorizara un trasvase de 20 hectómetros cúbicos, ha afirmado que él le ha trasladado a López Miras, compañero de partido del PP, que en Castilla-La Mancha va a defender "agua suficiente para que pueda desarrollarse la región", tanto en la cabecera como en el resto de la comunidad autónoma. 

Además, ha aseverado que no le gusta utilizar expresiones gruesas ni términos que puedan resultar insultantes" y ha afirmado que los condena "siempre que se puedan producir, vengan de donde vengan". "No me parece bien que nadie utilice tonos gruesos en ninguna manera", ha concluido.

ASAJA pide a los políticos "responsabilidad"

Por otra parte, el secretario general de ASAJA Castilla-La Mancha, José María Fresneda, ha sido tajante al asegurar que "no vamos a firmar el Pacto Regional del Agua tal como está" configurado en la actualidad y que precisa de cambio sustanciales en el texto.

En rueda de prensa donde se ha hecho balance del año, Fresneda ha justificado su negativa a sumarse al Pacto regional porque "una cosa es el acueducto y otra el trasvase, que va por dentro y si se le pone una fecha de caducidad no se va a caer la obra, que sirve para muchas cosas y no sólo para una zona".

Ha incidido en que la infraestructura "antes de llegar al Levante pasa por aquí" y ha precisado como hay que aclarar la cabecera, los embalses de Entrepeñas y Buendía, con el resto por donde transcurre, y que pasa por Madrid, para resolver "el conflicto del trasvase, porque no es solo Toledo".

En esta línea de rechazo al proyecto regional, de la misma forma que Ecologistas en Acción, Fresneda ha ampliado la posibilidad de "poder llegar al agua superficial para dotar mejor al subterráneo" para toda la comunidad autónoma.

"¿Porqué no probamos a levantar la bandera por ello?" se ha preguntado a si mismo Fresneda, quien ha insistido en realizar un "estudio serio para ir a por ello" porque, ha agregado, "año tras año los Presupuestos Generales del Estado (PGE) no contemplan ninguna partida para infraestructuras hídricas".

Encima, "la Tubería Manchega prefieren dejarla morir de asco y son 200 y pico millones de euros", que ha calificado de "vergonzoso" por parte de los políticos que "se lo montan de miedo para no asumir ninguna responsabilidad", ha zanjado.

COMPARTIR: