DECLARACIONES DEL PRESIDENTE EN EL VALLE DE TOLEDO

Page celebra que el Tribunal Supremo esté dando la razón a Castilla-La Mancha sobre el trasvase

Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, este miércoles en la romería del Valle de Toledo
Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, este miércoles en la romería del Valle de Toledo

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha considerado este miércoles que las sentencias del Tribunal Supremo (TS), sobre los planes hidrológicos de cuenca y sobre las tarifas del trasvase Tajo-Segura, son "una base sólida" para hablar de otra manera sobre agua.

En las declaraciones que ha hecho con motivo de su asistencia a la Romería de la Virgen del Valle de Toledo, García-Page ha señalado que hace un año anunció en este mismo evento un recurso contra las tarifas que se pagaban por el trasvase Tajo-Segura "absolutamente engañosas e irregulares", desde su punto de vista y ha celebrado que "hoy, un año después, el Tribunal Supremo ha dado la razón a Castilla-La Mancha".

El Tribunal Supremo "ha dado la razón a Castilla-La Mancha tanto en los abusos de los planes de cuenca, como en la gran necesidad de hablar de otra manera sobre el agua en la próxima legislatura y de llegar a otro tipo de acuerdos, en los que evidentemente ya hay una base sólida sobre la que construir".

"El Supremo nos ha dado la razón con claridad en materia de tarifas", ha subrayado García-Page, que ha abogado por la necesidad de que "la gente entienda que ahora toca hablar de la comunidad autónoma, que es necesario tener responsables que defiendan los intereses regionales por delante de sus partidos".

Muchos consensos

En este sentido, ha confiado en que en los próximos años "concitemos muchos consensos de todos los colores políticos" sobre los problemas más importantes de Castilla-La Mancha como el empleo, el crecimiento económico o "la sostenibilidad de nuestro medio ambiente, del medio natural y del agua"

"Hay muchos retos pendientes que siempre arreglaremos mejor por consenso, ha sido siempre mi método y ese es un método que espero sinceramente que podamos poner a prueba en las próximas semanas, porque los resultados de las generales son insuficientes para que Castilla-La Mancha siga avanzando", ha advertido García-Page, que ha añadido: "Si alguien piensa que ya está todo hecho, que ya está todo decidido se engaña, la realidad es que Castilla-La Mancha necesita echar el resto".

Por otra parte, ha recordado que este miércoles se celebra el Día Internacional del Trabajo y ha recalcado que "no solo hemos superado con mucho todo lo que superamos hace cuatro años, sino que queremos otros 100.000 puestos de trabajo para la próxima legislatura".

El presidente castellano-manchego quiere "que esta región siga encabezando el ranking de creación de empleo, sobre todo en los sectores que más lo requieren, tanto jóvenes como empleo femenino y por supuesto el paro de larga duración".

Más empleo

Aunque ha considerado que "hoy no vale solo con reclamar más empleo, vale también reclamarlo con más dignidad, porque además España se juega en la dignidad, en la no precariedad de su empleo, se juega muchísimo, se juega incluso la sostenibilidad de su sistema de bienestar social".

"A estas alturas puedo decir que esta es la gran prioridad de cualquier gobierno y me alegra mucho decir que el Gobierno de España, ahora en funciones, también fije la estabilidad económica que hoy celebramos con un mejor resultado del crecimiento en España incluso mejor de lo previsto esto rompe muchos discursos torcidos, malintencionados, que en España se cuelan porque confunden el interés propio con el interés del conjunto", ha aseverado García-Page.

COMPARTIR: