20 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

UTILIZARÁ DRONES

La Confederación Hidrográfica del Tajo vigilará las extracciones ilegales desde el aire

FOTO: Europa Press
FOTO: Europa Press

La Confederación Hidrográfica del Tajo realiza el seguimiento periódico de los niveles de aguas subterráneas de la cuenca, y tiene previsto incrementar a lo largo de este verano las labores de control y vigilancia tanto de las extracciones de agua subterránea como superficial existentes a lo largo y ancho de la cuenca, para lo cual se ayudará de drones y de la colaboración del Servicio para la Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil.

Este trabajo, que se publica periódicamente en la página web del Ministerio, es imprescindible para detectar irregularidades en forma de sobreexplotación o extracciones ilegales, así como para tomar medidas al respecto, ha informado la CHT en nota de prensa.

La detracción de agua sin autorización o concesión es una infracción que incluye la vigente Ley de Aguas, al poner en peligro los recursos y ecosistemas de la cuenca. La Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Tajo es la unidad encargada de la tramitación de las solicitudes de concesión para la extracción de aguas subterráneas, expedientes que se pueden consultar y solicitar online a través de la página web del Organismo de cuenca. Igualmente, la Comisaría de Aguas es la unidad encargada del control continuo de las aguas subterráneas, para garantizar y proteger su calidad.

Control de las extracciones ilegales

A este respecto, la Comisaría de Agua inspecciona los puntos de toma de agua a lo largo de toda la cuenca, para evaluar el estado de todas las masas de agua de la cuenca y, de una manera particular, de los acuíferos carbonatados del Alto Tajo y del acuífero detrítico de Madrid. En esas áreas, el Plan Hidrológico de la parte española de la Demarcación Hidrográfica del Tajo ha declarado diversas masas de agua subterránea como zonas de especial protección, al ser aguas destinadas, preferentemente, a su uso para consumo humano. Resultan además de gran interés estratégico como apoyo al abastecimiento en períodos de sequía.

COMPARTIR: