LA JUNTA, FAVORABLE A QUE VUELVAN TODAS

Román autoriza la vuelta a sus viviendas de 26 de las 46 familias desalojadas

El Ayuntamiento de Guadalajara ha autorizado el realojo en 26 de las 46 viviendas situadas en la calle Laguna La Colmada, que fueron desalojadas en la madrugada del miércoles al jueves.

Según ha explicado el consistorio en nota de prensa, una vez recabada la documentación que quedaba pendiente de presentar por parte de la Junta de Comunidades al Ayuntamiento (justificación y aclaración del tipo de cimentación que realmente se ejecutó en el edificio y del sistema estructural de la zona de escalera principalmente afectada, así como el proyecto de apeo provisional que con carácter urgente se han adoptado), se ha emitido el informe pertinente por parte de los servicios técnicos del Ayuntamiento de Guadalajara y del Servicio de Extinción de Incendios.

Las viviendas a las que, por el momento, no pueden regresar sus inquilinos son aquéllas que se encuentran a más de 25 metros de la escalera que sí permanece en uso, al incumplir con lo dispuesto sobre recorridos de evacuación, de acuerdo con el Código Técnico. Esta restricción se producirá hasta que GIGAMAN dé una solución a las vías de evacuación. Tampoco pueden regresar aquellos vecinos cuyas viviendas presentan los daños más importantes, al ser colindantes a la escalera más dañada.

Las viviendas que no pueden ser ocupadas

Las viviendas colindantes a la escalera, que presentan daños más importantes, no podrán ser ocupadas hasta que se realicen tanto las reparaciones de consolidación y refuerzo del área de escalera dañada, así como las reparaciones de todos los elementos dañados en el interior de las mismas.

Se exige a la JCCM, además, la aportación de informes de seguimiento de la evolución de las grietas y la realización de mediciones diarias de los fisurómetros instalados en el inmueble.

Los vecinos que sí pueden regresar a sus viviendas podrán hacerlo a partir de las 15:30 horas de hoy domingo.

La Junta se adelantó

El anuncio del realojo parcial lo había adelantado poco antes la consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Agustina García Élez, al anunciar que un total de 26 familias residentes en el edificio público de la empresa Gicaman podrían regresar a partir de las 3.30 horas de este domingo a sus casas. 

Así lo dio a conocer tras valorar el seguimiento del desalojo en la mañana de este domingo. Por el contrario, otras 20 familias -el edificio consta de 48 viviendas pero dos estaban deshabitadas- no podrán regresar aún.

García Élez ha insistido en que por su parte podrían haber regresado a sus casas todas las familias, sin embargo, así lo indica el informe municipal.

Román, firme

El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, había advertido que para autorizar el realojo de los vecinos del edificio de la calle Laguna de la Colmada 1, tendría que tener el informe firmado por los funcionarios municipales que"den fe y garantías".

En una nueva visita a las viviendas para informar sobre los avances en la resolución del problema, ya que las viviendas tuvieron que ser desalojadas ante la aparición de grietas, Román reconoció el sábado que el informe entregado desde la Junta sobre el estado del edificio desalojado no se consideraba "suficiente" para determinar el realojo de los ocupantes.

Según dijo el msimo sábado, poco después de que en el mismo lugar compareciera la consejera de Fomento, Agustina García Élez, y avanzara que el Ayuntamiento había pedido más ampliación del informe realizado por arquitectos y técnicos sobre los trabajos realizados en el edificio, al tratarse de un informe de una empresa contratada, ha dicho que los servicios municipales encargados de estos asuntos quieren más detalles.

En cuanto lo acrediten los técnicos

Acompañado del vicealcalde, Jaime Carnicero, ha señalado en todo caso que si los técnicos municipales acreditan el nuevo informe solicitado, "firmaría el decreto de realojo", dijo.

Este viernes se hacía entrega en el Ayuntamiento del informe elaborado desde el Gobierno regional y que, tras estudiarlo sus servicios municipales, consideraban que "no podían documentalmente establecer que estaba garantizada la seguridad y que se podía producir el realojo".

De ahí que se haya pedido la justificación y aclaración del tipo de cimentación que se ha ejecutado teniendo en cuenta que este bloque de 48 viviendas tenía inicialmente un proyecto de cimentación con pilotes "y lo que aportan es que se había construido con una losa".

"Imaginen que se da el paso de realojar y mañana hay un problema, exigirán esa responsabilidad a quien está hablando", ha señalado el alcalde, convencido de que para autorizar este realojo tendrá que tener "plenas garantías".

La cimentación no está clara

En este sentido, el alcalde indicó que los técnicos municipales quieren la justificación y aclaración de la cimentación y sobre el sistema estructural existente en la zona de la escalera, que es donde dicen que estaba la "patología".

Además, el regidor indicó que ni en el informe que han recibido ni en los expedientes que constan en el Ayuntamiento hay "suficiente" información.

Sobre el apeo en la escalera concretamente, que está planteado como solución provisional, no definitiva, se les ha pedido también un proyecto provisional del mismo de manera detallada para conocer las actuaciones que con carácter urgente se están haciendo. Y ha avanzado que en un mes tendrán que presentar también el proyecto definitivo.

Román ha dicho también que su intención pasa igualmente porque el realojo se haga con la "mayor inmediatez posible", pero garantizando la seguridad de los vecinos porque "hay 45 familias fuera de su hogar".

Edificio cercano del mismo proyecto

Román también se refirió a otro edificio cercano, el situado en la calle Laguna de Taravilla, que tiene el mismo proyecto constructivo que el edificio desalojado en la calle Laguna de la Colmada, 1, desde donde según ha precisado, también están recibiendo llamadas de vecinos "inquietos" al tratarse del mismo proyecto.

"Hablan de defectos" encontrados en las viviendas, y en este sentido, el alcalde ha anunciado que se ha transmitido orden también a la empresa propietaria, Gicaman, para que aporte información sobre la seguridad del edificio.

"Si es el mismo proyecto, probablemente pueda tener el mismo defecto constructivo" ha dicho Román, hablando de una posibilidad. Lo que sí se hará de momento es abrir un expediente de información para ver si existiera el mismo problema, "anticiparnos".

La exigencia de responsabilidades, después

El alcalde guadalajareño mostró la actitud "plenamente colaborativa" del Ayuntamiento y aunque ha dicho que la responsabilidad es de la empresa propietaria, ha incidido en que su objetivo es que los vecinos de este bloque puedan volver cuanto antes a sus casas.

Por último, ha precisado que los momentos de "exigir responsabilidades vendrán después, ahora mismo nos preocupan las personas y dar una solución inmediata".

Pero si ha incidido en que, "probablemente" se requerirá al Gobierno regional, sin urgencia, que Gicaman elabore los mismos estudios que en el caso del edificio desalojado, y que aporte la misma documentación, pero eso se hará en este caso, ha dicho, "sin tener que sacar a los vecinos de sus casas".

COMPARTIR: