SE VAN A DESTINAR 500.000 EUROS

Valdepeñas y Fecir acordarán las bases para ayudar al comercio y la hostelería

El Ayuntamiento de Valdepeñas ha iniciado el proceso de redacción de las bases con las que el Consistorio destinará una partida de 500.000 euros en ayudas al comercio y hostelería, sectores más afectados por la crisis derivada de la COVID-19.

Además de la ya anunciada exención del pago de basura para el pequeño y mediano comercio y hostelería así como la exención del uso de espacios públicos para terrazas, la venta por ventana y la reducción del 50 % de la cuota del mercadillo municipal, la partida aprobada en el pleno de este pasado lunes pretende paliar la situación del comercio y hostelería mediante unas ayudas cuyas bases contarán con el asesoramiento de la Federación de Empresarios de Ciudad Real (Fecir), entre otras, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

El alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, ha avanzado estos detalles durante la firma de convenio suscrito entre el Consistorio y Fecir que permitirá asesoramiento gratuito a empresarios para tramitar ayudas como ERTE's o préstamos ICO, entre otras.

El regidor municipal ha explicado que las ayudas se otorgarán "cogiendo como base la presión fiscal a través del IBI, hasta 500.000 euros, si luego hay que incrementarlo en función de solicitudes lo iremos haciendo". En este sentido, ha adelantado sobre las bases que "se está trabajando en ello, pero vamos a meter conceptos como el alquiler para el inquilino que no ha podido vender camisas pero ha tenido que seguir pagando el alquiler, por lo que será un concepto subvencionable", ha ejemplificado.

Por otro lado, ha señalado que "si además de eso tiene dos empleados, pues habrá que ayudarlo más que al que tiene uno. Lo vamos a hacer ad hoc para los nuestros".

Martín ha animado de igual forma a que las asociaciones de comercio y empresarios de Valdepeñas vayan de la mano con Fecir, afirmando que "el alcalde está con todos", pero lamentaba una fragmentación que propicia la falta de comunicación con el tejido comercial y de restauración para hacer llegar acuerdos como el que alcanzó la Asociación Regional de Hostelería con el Gobierno de Castilla-La Mancha, mediante los cuales se atendieron todas las solicitudes que presentó la entidad. De igual modo se refería al patrimonio dispuesto a las entidades, como la de Feceval en el edificio de Manserja, que apenas recibieron uso.

En este sentido el presidente de Fecir, Carlos Marín, ha manifestado que él mismo perteneció en su momento a Feceval, porque es de Santa Cruz de Mudela, y lo que le gustaría es que Feceval "volviera a ser lo que fue".

Para ello, "vamos a tender la mano a todas las asociaciones de empresarios que quieran trabajar por los empresarios". A Feceval, ha dicho, con la que no han tenido todavía un contacto para su integración dentro de Fecir y a la Asociación Valdepeñas Comercial, que los considera prácticamente dentro de Fecir, porque lo que "nos separa no es nada, es la situación que hay y entendemos, y respetamos el trabajo que está llevando a cabo".

El presidente de Fecir ha concluido recordando que Valdepeñas es un "gran motor económico" resaltando la importancia del sector servicios, pero también la importancia de cuidar la logística dada la estratégica situación geográfica con la que cuenta la ciudad.

Compartir