A LA CABEZA DE UN TRISTE RÁNKING

Alarma en los sindicatos por el aumento de los accidentes laborales en Castilla-La Mancha

FOTO: Europa Press
FOTO: Europa Press

Comisiones Obreras ha expresado su preocupación por el aumento en accidentes laborales que se han producido en Castilla-La Mancha entre enero y mayo de este año, que sitúa a la región a la cabeza de las comunidades autónomas, y ha denunciado la debilidad del sistema preventivo de accidentes.

El sindicato ha hecho esta advertencia en un comunicado que ha enviado con motivo de la reunión que ha mantenido este viernes la Comisión regional de Salud Laboral, en la que se han analizado los datos referentes a la siniestralidad laboral de los primeros cinco meses de este año y se dado a conocer dos informes de evolución de accidentalidad, uno para trabajadores asalariados y otro para autónomos.

Según dicho informe, el número de accidentes laborales por cada 100.00 personas ha aumentado un 2,6 por ciento entre los asalariados (que en el caso de los hombres el aumento se eleva al 4 por ciento) con respecto al periodo anterior. En números absolutos en los cinco primeros meses del año se han registrado un total de 10.282 accidentes laborales en Castilla-La Mancha entre los trabajadores y trabajadoras asalariados, de los cuales siete han sido mortales, 83 graves y 10.192 leves. 

Comparado con el mismo periodo de 2018 ha habido un aumento del 7 por ciento, al haberse registrado 669 accidentes más, con un aumento de casi el 30 por ciento de los accidentes graves. De los siete accidentes laborales mortales, cuatro han sido en el sector servicios, dos en el sector agrario y uno en la construcción, mientras que 41 de los accidentes graves han sido en el sector servicios, 18 en el de construcción, 14 en el de industria y diez en agricultura.

En cuanto a las trabajadoras y trabajadores autónomos entre enero y mayo se han registrado en la región cuatro accidentes mortales, 29 graves y 851 leves.  La secretaria regional de Política Institucional y Salud Laboral de CCOO de Castilla-La Mancha, Raquel Payo, ha asegurado que en esta región los siniestros laborales "son un problema de primer orden" y ha lamentado que Castilla-La Mancha se encuentre "a la cabeza del país en accidentes laborales" superando la media de España.

Payo ha considerado que "el déficit de medidas de prevención de riesgos laborales en las empresas lo que pone en peligro la salud y la vida de las plantillas, así como el aumento de la precariedad laboral". 

COMPARTIR: