LOS REGANTES SE SIENTEN "AMENAZADOS" POR EL NUEVO PLAN

Alarma en Murcia por el aumento del caudal ecológico del Tajo que cerraría el trasvase cinco meses al año

Cabecera del Tajo, en una imagen de archivo de Europa Press Cabecera del Tajo, en una imagen de archivo de Europa Press

El presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura, Lucas Jiménez, ha advertido este martes de que la subida prevista en el caudal ecológico del río Tajo provocaría que la cabecera estuviera casi cinco meses al año en nivel 4, en el que no se puede trasvasar al Levante.

En declaraciones a los medios antes de celebrarse la Mesa del Agua de la Región de Murcia, Jiménez ha indicado que el Esquema de Temas Importantes (ETI) del nuevo plan hidrológico del Tajo contempla un caudal ecológico medio de 8,520 m3/s, más de 2,5 m3/s que en la actualidad, lo que supone un motivo de alarma para los regantes del trasvase.

El presidente del Scrats ha apuntado que este cambio, en caso de confirmarse en la nueva planificación hidrológica, conllevaría un descenso medio en las existencias en los embalses de Entrepeñas y Buendía de 78 hectómetros cúbicos (hm3/s), lo que ha calificado como una "cifra bárbara".

Además, ha alertado de que este descenso provocaría que la cabecera del Tajo estuviera en el nivel 4 fijado en las reglas de explotación, por el cual no se puede desembalsar agua con destino al Levante, durante el 35 ó 40 por ciento del año, es decir, hasta casi cinco meses.

Una amenaza

Jiménez, que ha comparado esta "amenaza" reflejada en el ETI con la reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha propuesta en 2004, ha considerado "preocupante" que solo el Levante vaya "una vez más" a "arrimar el hombro" en materia medioambiental.

Por ello, ha reclamado a los municipios ribereños al Tajo y a las comunidades autónomas de Madrid y Castilla-La Mancha que acometan un plan de depuración como el realizado en la Región de Murcia hace dos décadas, lo que permitiría, según sus cálculos, destinar a caudales ecológicos hasta 500 hm3 anuales de aguas depuradas.

Asimismo, Jiménez ha alertado de que los regantes están reduciendo su demanda de la desalinizadora de Torrevieja, con una capacidad de producción actual de 80 hm3 anuales, porque están en "casi quiebra económica" al no poder pagar por adelantado los caudales contratados.

No perjudicar a los usuarios

Por su parte, el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente de Murcia, Antonio Luengo, ha defendido que los regantes españoles tengan un precio armonizado del agua, que no perjudique a los usuarios en función del municipio en el que tienen sus cultivos.

Así, ha afirmado que regantes de la Región de Murcia pagan hasta 60 céntimos por m3 mientras la media nacional asciende a 1,5 céntimos, lo que supone un "importante agravio comparativo" y genera un aumento de los costes de producción que dificulta la competitividad en los mercados nacionales e internacionales.

Compartir