POR FIN HAN SIDO LOCALIZADOS

La sobrecogedora historia de una familia toledana en el ciclón que ha arrasado Mozambique

Idai ha arrasado el país
Idai ha arrasado el país

Un matrimonio de Toledo y su hijo, que residen en la ciudad de Beira en Mozambique, han vivido en primera persona el ciclón Idai que ha azotado este país del sureste de África, pero han sido localizados en buen estado.

Así lo ha adelantado este miércoles la Cadena Ser y lo ha confirmado, en declaraciones a Efe, el presidente de Cruz Roja en Castilla-La Mancha, Jesús Esteban, quien ha explicado que ha sido una actuación conjunta de la Embajada y el Consulado español con Cruz Roja España.

Esteban ha relatado que fueron los abuelos, padres del hombre que trabaja como profesor en dos universidades que hay en la ciudad de Beira, los que, después de llevar días "sin noticias y sin contactar directamente con ellos", acudieron a la Embajada pero sin mucho éxito y, por ello, se lo trasladaron también a la Cruz Roja.

Fue en ese momento cuando el mismo (Jesús Esteban) se puso en contacto con los servicios centrales de Cruz Roja en Madrid para trasladarles la preocupación de esta familia toledana y los datos del matrimonio que reside en Mozambique.

Además, estaba a punto de salir un helicóptero de ayuda internacional de la organización hacia Mozambique que logró entrar en Beira, a pesar de las dificultades, porque se trata de una ciudad con cerca de 500.000 habitantes que ha quedado prácticamente arrasada, y en él se desplazaron dos delegados españoles que finalmente localizaron a la familia de Toledo en el aeropuerto, intentando salir de la ciudad.

No obstante, Jesús Esteban ha indicado que el hecho de que no había cobertura en la zona ni corriente eléctrica para poder cargar la batería de los teléfonos móviles, "nos daba esperanza de que no había ningún problema grave".

La Embajada española de Maputo, capital de Mozambique, consiguió los billetes para la madre y el niño que se desplazaron hasta esa ciudad, puesto que era complicado ya que había mucha gente para salir y despegaban muy pocos aviones, mientras que el padre decidió permanecer en Beira para tratar de ayudar en las labores de recuperación.

"Esta situación ha tenido una solución satisfactoria y bonita al final", ha subrayado Esteban, que ha lamentado que la situación de Mozambique siga siendo de "emergencia tremenda", después de haber vivido "una de las tragedias más graves que ha ocurrido en África", ha dicho.

Por tanto, ha pedido que los castellano-manchegos vuelvan a demostrar la generosidad que les caracteriza y contribuyan para poder ofrecer agua y servicios sanitarios a los afectados, entre los que ya están apareciendo los primeros casos de cólera.

COMPARTIR: