SE ENCARGARÁ TRAGSA

El plan de Page para dar una vuelta de tuerca a 9 parques arqueológicos y yacimientos de Castilla-La Mancha

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado hoy que el Consejo de Gobierno aprobará esta semana el encargo a la empresa pública Tragsa de la gestión y promoción de nueve yacimientos y parques arqueológicos de la región. 

En concreto, se trata de los parques arqueológicos de El Tolmo de Minateda (Albacete), Alarcos (Ciudad Real), Recópolis (Guadalajara) y Carranque (Toledo); y de los yacimientos arqueológicos de Ercávica (Cuenca), Las Hoyas (Cuenca), el Conjunto de Casares, El Ceremeño y Monsalud (Guadalajara), tal y como ha informado el Gobierno regional en un comunicado. 

García-Page, que ha presidido hoy la inauguración de las nuevas instalaciones del colegio de Educación Infantil y Primaria "Princesa Sofía" de Minglanilla (Cuenca), ha explicado que el objetivo del Gobierno regional es "poner en valor el rico patrimonio que existe en estos espacios e incluso ampliarlos en un futuro".

De hecho, ha señalado que la Consejería de Educación, Cultura y Deportes también baraja ampliar la red de Parques Arqueológicos, con la incorporación de los yacimientos de Valeria (Cuenca), Libisosa en Lezuza (Albacete) y el Cerro de las Cabezas en Valdepeñas (Ciudad Real).

El único Parque Arqueológico no incluido en el nuevo contrato de gestión es el de Segóbriga, cuya gestión realiza actualmente la Diputación de Cuenca en base a un convenio suscrito con la Junta de Comunidades.

El presidente regional ha dado a conocer estos planes del Gobierno regional en la inauguración de la remodelación del colegio de educación Infantil y Primaria "Princesa Sofía" de Minglanilla, que ha supuesto una inversión de más de 443.000 euros y donde ha comprometido también las obras de reparación de la cubierta, que se incluirán en el próximo Plan de Infraestructuras Educativas 2019-2023.

Por último, García-Page ha anunciado que la próxima primavera comenzarán las obras de la travesía de Minglanilla, con una inversión superior a los 300.000 euros. 

COMPARTIR: