REUNIÓN DEL ALCALDE EN LA VICECONSEJERÍA PARA ABORDAR EL INFORME DE CALIDAD

La Junta de Castilla-La Mancha certifica la buena calidad del aire en Mora

Recientemente se convocó una reunión a instancias del alcalde de Mora (Toledo), Emilio Bravo, en la Viceconsejería de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha, para que técnicos de la Junta explicasen con detenimiento el informe de los resultados de las mediciones realizadas desde octubre de 2017 a febrero 2018 en la localidad toledana.

El alcalde de la localidad toledana de Mora, Emilio Bravo, ha asistido a una reunión en la Viceconsejería de Medio Ambiente, que previamente había solicitado con el objeto de recibir información pormenorizada por parte de los técnicos de la Junta que han realizado y firmado el Informe con los resultados de la Campaña de Medición de la Calidad del Aire solicitada por el ayuntamiento de Mora. Mediciones que llevaron a cabo con una estación móvil durante 5 meses, desde octubre 2017 a febrero 2018, tal como ha informado el Ayuntamiento de Mora en una nota de prensa.

En esta reunión los técnicos de la Junta indicaron a los presentes, alcalde de Mora, los portavoces de los tres grupos políticos municipales y la empresa Ecomosa, que se puede concluir que los niveles de cada uno de los contaminantes medido en este estudio se encuentran por debajo de los establecidos en la normativa vigente de calidad del aire. Informaron también que no se ha producido ninguna superación del umbral de alerta en ninguno de ellos. Además, quisieron resaltar que en las anteriores mediciones realizadas por la Junta en Mora (años 2015 y 2016), la unidad móvil se ubicó en diferentes zonas del municipio, obteniendo en todas ellas un resultado igual de positivo que en esta última, lo que abunda en la conclusión de la buena calidad del aire en este municipio toledano.

El viceconsejero indicó que está comprometido en velar por la calidad del aire en Castilla-La Mancha, aseveró que la empresa Ecomosa da solución a la gestión de un residuo agrícola como es el alperujo generado por las almazaras al extraer el aceite de oliva, que dispone de todos los permisos necesarios para el desarrollo de su actividad, que pasa revisiones periódicas, para concluir que “si hubiese alguna irregularidad o incumplimiento por parte de esta, actuaríamos inmediatamente desde esta Viceconsejería en cumplimiento de nuestras competencias medioambientales”.

Seguir vigilantes

El alcalde moracho insistió que aunque afortunadamente la Junta certifica que todo está bien, “desde el ayuntamiento seguiremos vigilantes en este asunto de la calidad del aire en Mora, y solicitaremos mediciones periódicas a la Junta para informar a mis vecinos”. A estos les pide que “deben confiar plenamente, como yo lo hago yo, en la Junta de Castilla-La Mancha que es quien tiene las competencias, medios y técnicos especialistas en la materia”, insistiendo en que “como ha dicho el viceconsejero, si existiese algún problema en este sentido no tendríamos la posibilidad de actuar desde el Ayuntamiento, ya que ellos actuarían inmediatamente en cumplimiento de sus obligaciones” sentenció.

Emilio Bravo agradeció al viceconsejero su disposición y la de sus técnicos para dar información detallada y transparente sobre la calidad del aire en Mora, así como a los asistentes a la reunión por su preocupación e interés demostrado en estudiar y trabajar por el bienestar de los vecinos de Mora, “a los que pido ayuda para contar la verdad sobre la calidad del aire en nuestro pueblo” finalizó.

En la reunión se solicitó a los técnicos de la Junta que redactasen una conclusión final que resumiese los resultados del informe entregado. Además, Bravo pidió ayuda al viceconsejero para que en la Consejería de Sanidad atendiesen las diferentes solicitudes de información remitidas desde el Ayuntamiento de Mora, acordando solicitar una reunión con el DG de Sanidad Pública en la que se convocase a los mismos representantes, reunión que ayer lunes se solicitó desde el consistorio moracho.

Compartir