EL PP LO APOYA A CAMBIO DE RETRASAR EL TOQUE DE QUEDA

Castilla-La Mancha plantea el confinamiento perimetral para disfrutar de la Navidad "con un poco más de margen"

El Gobierno de Castilla-La Mancha, compartiendo postura con el de Castilla y León, considera que el confinamiento perimetral de sendas comunidades y la de Madrid ha de ser una decisión que se tome por "consenso" y "no en contra nadie".

Así lo ha expresado la portavoz y consejera de Igualdad castellano-manchega, Blanca Fernández, que durante la rueda de prensa que ha ofrecido para dar cuenta de los acuerdos aprobados por el Consejo de Gobierno ha defendido que el presidente regional, Emiliano García-Page, acude a la reunión de esta tarde con sus homólogos castellano y leonés, Alfonso Fernández Mañueco, y madrileña, Isabel Díaz Ayuso, con "expectativas positivas" para que sea una reunión "constructiva".

"Son momentos de colaboración y no de confrontación. El presidente de Castilla-La Mancha acude con el ánimo de colaborar y de adoptar medidas coordinadas. Entendemos, como ha dicho Mañueco, que el confinamiento perimetral ha de ser por consenso de las tres comunidades y no contra nadie", ha defendido Fernández, que ha insistido que el "ánimo" con el que el Ejecutivo regional acude a esta importante encuentro es el de "proteger la salud pública de los habitantes de Castilla-La Mancha".

"Pero también tenemos responsabilidad con los habitantes de otras comunidades limítrofes. De ahí la necesidad de que haya diálogo fluido con todos los presidentes autonómicos y con los consejeros de Sanidad de las regiones que limitan con Castilla-La Mancha", ha añadido.

Dicho esto, ha asegurado que el confinamiento perimetral que se podría plantear para los próximos 15 días pretende evitar que "la salida masiva de madrileños con motivo de los puentes --el de todos los Santos y el de la Almudena-- complique la situación sanitaria de Castilla-La Mancha.

"El confinamiento perimetral puede evitarlo y se puede contener la situación para que podamos disfrutar de una Navidad, si no normal, con un poco más de margen. Ese es nuestro objetivo. Tenemos margen de maniobra para tomar una decisión consensuada con Castilla y León y Madrid, que no ha rechazado de plano esta medida", ha apostillado la portavoz del Ejecutivo castellano-manchego, para quien "la colaboración se sustancia tanto con el fondo como con las formas". "Hay que esperar a esta tarde. Ojalá sea posible el acuerdo".

En otro orden de cosas, y preguntada por la posibilidad de retrasar una hora el toque de queda hasta la medianoche, extremo que se negociará en todo caso a partir de este miércoles con el sector hostelero, según avanzaba este martes el vicepresidente, José Luis Martínez Guijarro, la portavoz ha defendido que esta opción persigue "facilitar las cenas" en los espacios hosteleros.

"Habida cuenta de que se cumplen las medidas higiénico-sanitarias en todos los restaurantes de Castilla-La Mancha, no hemos detectado ningún incumplimiento. Ese margen de una hora más tiene que ver con las cenas", ha insistido.

Núñez compromete el apoyo del PP

Sobre este asunto, el presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha comprometido el apoyo de su partido a un hipotético cierre perimetral de la Comunidad Autónoma a que se retrase el toque de queda una hora hasta la medianoche para así favorecer la labor del sector hostelero. A preguntas de los medios en una visita a la localidad de Tórtola de Henares, el líder de la oposición ha abundado en que si no es bajo es premisa el PP no se planteará "estas cuestiones".

Igualmente, ha urgido al Gobierno autonómico a que las decisiones que haya que tomar no salgan de "la moqueta de Fuensalida" y vengan acompañadas por el criterio de los expertos sanitarios.

Núñez ha aprovechado esta visita para exigir al presidente regional, Emiliano García-Page, que se posicione en contra de la intención del Gobierno estatal de sacar adelante un estado de alarma con una vigencia de seis meses.

"Es fundamental que se posiciones claramente en contra. Castilla-La Mancha no puede estar durante seis meses en manos de Sánchez y de Iglesias con libertad absoluta para legislar. Le pido que clarifique la postura de la región, porque seis meses es una barbaridad", ha reivindicado.

Ciudadanos pide medidas "contundentes"

Por su parte, Ciudadanos de Castilla-La Mancha ha pedido este miércoles al presidente regional, Emiliano García-Page, medidas "contundentes" para frenar el avance del coronavirus en la región y ha dicho que si perimetra la Comunidad Autónoma y retrasa el toque de queda a medianoche, contará con su apoyo.

En una rueda de prensa telemática, la portavoz regional de Cs, Carmen Picazo, ha dicho a García-Page que si no toma medidas restrictivas apoyadas en el estado de alarma "será el único responsable de las consecuencias que se puedan producir". "Está en sus manos salvaguardar las vidas de los castellano-manchegos y a la larga los empleos de la región", ha señalado, para concluir indicado que "es importante" que el Puente de Todos los Santos no llegue con "los deberes sin hacer".

Compartir