HAY OBLIGACIÓN DE CONSENSO

Page tiende la mano de los presupuestos a PP y Cs, y pide hacer lo mismo a nivel nacional

El presidente de Castilla-La Mancha ha avanzado una "llamada a la colaboración" a los dos partidos con representación parlamentaria en la oposición, Partido Popular y Ciudadanos, para abordar el diseño de los próximos presupuestos generales de la Comunidad Autónoma y buscar un acuerdo más allá de la mayoría absoluta socialista que sustenta su Ejecutivo.

Durante un acto público en la localidad toledana de Yuncos, García-Page ha considerado que este planteamiento debería seguirse también a nivel nacional por el Gobierno de Pedro Sánchez, motivo por el cual llama a los partidos "de ámbito nacional y con vocación de futuro" a sumarse a esta iniciativa.

En su opinión, el próximo presupuesto estatal debería ser "un punto de encuentro" más que "una hoja de ruta ideológica", algo que a su juicio serviría como escaparate de cara a Europa y a la atracción de fondos en mejores condiciones.

"No hace falta ser científico. Para que llegue el dinero de Europa hay que tener presupuestos al día", ha indicado, abundando en que "hay obligación de consenso" en las circunstancias actuales. "Cuanta más gente esté incluida en el presupuesto, más fácil será gestionar el dinero que venga de Europa y mejor futuro tendremos todos".

Conferencia de presidentes

Por otro lado, ha avanzado que acudirá a la conferencia de presidentes prevista para este viernes en La Rioja con dos objetivos, como son acordar con sus homólogos la optimización de "elementos de coordinación" en la toma de decisiones, y conseguir trasladar "serenidad" a la opinión pública pese a las circunstancias.

Durante el acto de inauguración de nuevo consultorio local de la localidad toledana de Yuncos, ha señalado al respecto de la necesidad de coordinar los mensajes en todas las autonomías que "el 90% de la realidad es compartida" en todas las regiones.

Por ese motivo, y "para no entrar en una carrera alocada" entre comunidades autónomas para ver quién toma decisiones más rápido, lo más fácil sería "hablarlas antes" en un foro como la conferencia de presidentes.

Como ejemplo, se ha referido a la medida adoptada por su Gobierno de pedir el número de teléfono para los usuarios de locales de hostelería de ocio nocturno, estrategia "fusilada" por la Comunidad de Madrid, de lo cual se alegra. "Pero debería haber un mecanismo de coordinación previa donde compartir los problemas antes de ponernos las medallas", ha explicado.

Sobre el segundo objetivo, ha insistido en la necesidad de trasladar "serenidad" a la ciudadanía y "fabricar responsabilidad, prudencia, pero también esperanza". Y todo ello con el escenario de que "hay que convivir con el virus hasta que haya vacuna o tratamiento".

"No todo está descontrolado y en otoño habrá perspectiva de solución médica", ha vaticinado el líder del Ejecutivo castellanomanchego, quien ha deseado que acudan sus 16 homólogos, también los presidentes vasco y catalán. "Tienen que normalizar una mesa de negociación y de debate que no sería completa si no estamos todos".

Compartir
Update CMP