EN TERRENOS MUNICIPALES

Luz verde para un circuito de motocross en una antigua mina en Villarrubia de Santiago

La Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha ha emitido un informe de impacto ambiental que autoriza la construcción de un circuito permanente de motocross en Villarrubia de Santiago (Toledo) y señala que no es necesario someterlo a una evaluación de impacto ambiental ordinaria. 

En la resolución de la Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Toledo, publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), consultado por Efe, se especifica que el promotor es CDM Nido Grajo, que propone la instalación de un circuito de motocross sobre unos terrenos propiedad del Ayuntamiento, en los que se ejecutó una explotación minera, ya caducada desde 2012. 

Ahora, se pretende la reutilización de los terrenos para la organización de eventos relacionados con competiciones del deporte de cross y cursos de aprendizaje de deportes a motor.

El proyecto se desarrollará sobre una superficie de 4,8 hectáreas y se prevé un trazado 10.000 metros cuadrados aproximadamente y con un ancho de 8 metros. 

Está prevista una zona de boxes de 3.000 metros cuadrados y un área de recreo y descanso de unos 2.500 metros cuadrados, mientras que los obstáculos serán de acopios de tierra de la propia parcela y no se requiere obras de fábrica ni cunetas. 

Se harán movimientos de tierra para la ejecución de los carriles y terraplenes para los boxes, aparcamiento y merendero con dos urinarios portátiles y también se ha calculado la instalación de tres sanitarios portátiles, para 249 usuarios. 

El documento señala que no se espera que esta instalación tenga un impacto negativo para la avifauna ni fauna cinegética presente en la zona y, además, dada la cercanía del proyecto al núcleo de población, la presencia de un parque eólico y el campo de tiro, puede ejercer un efecto positivo para la microfauna, al crear pequeños refugios naturales y nichos ecológicos. 

Tampoco se prevén afecciones al patrimonio histórico.

COMPARTIR: