TENÍA 45 AÑOS

Muere un trabajador en Miguel Esteban (Toledo) al precipitarse mientras podaba

Un empleado municipal de 45 años ha muerto este viernes en Miguel Esteban (Toledo) al caerse de la grúa en la que estaba realizando labores de poda en una plaza del municipio, y en señal de condolencia el Ayuntamiento de esta localidad ha decretado tres días de luto.

Según han informado a Efe fuentes del servicio de emergencias 112, el suceso se ha producido a las 9.30 horas, cuando el trabajador se ha caído de la grúa en la que estaba podando en la plaza del Generalísimo, por causas que no han sido determinadas.

Hasta el lugar se ha desplazado una UVI móvil, cuyo médico solo ha podido certificar el fallecimiento de este trabajador, así como agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Miguel Esteban, ha indicado el 112.

Por su parte, el Ayuntamiento de Miguel Esteban ha remitido un comunicado en el que lamenta "profundamente" el fallecimiento de este trabajador municipal del área de servicios múltiples, de quien ha dicho u era "un extraordinario compañero y amigo, muy querido y respetado por todos".

La corporación municipal ha decidido decretar tres días de luto en la localidad, con las banderas ondeando a media asta, y ha trasladado el pésame a la familia y amigos "de este trabajador, compañero y amigo de sonrisa imborrable".

CCOO se personará en la causa de la muerte

CCOO va a interponer denuncia ante la Inspección de Trabajo de Toledo para que investigue la causa del fallecimiento en accidente laboral del jardinero municipal del ayuntamiento de Miguel Esteban (Toledo) para que se "determinen responsabilidades". El sindicato, que se personará en las actuaciones, recuerda que todos los accidentes de trabajo tienen su origen en la falta o incumplimiento de las medidas de seguridad y por ello ha instando tanto a las empresas como a las administraciones que extremen la precaución.

El sindicato ha querido trasladar su "más profundo pésame" a la familia del fallecido, que deja viuda e hijos, y se ha puesto a disposición de los familiares del jardinero municipal, que ha fallecido este viernes al precipitarse al vacío mientras realizaba labores de poda en altura en una plaza de la localidad.

"Pedimos a todas las empresas y administraciones públicas y a todas las personas trabajadoras que extremen la prevención. En la provincia de Toledo han fallecido en lo que va de 2020 quince personas a consecuencia de accidentes laborales, la última hace apenas diez días en el Viso de San Juan, también por una caída en altura mientras colocaba adornos y luces navideñas en una urbanización de la localidad", ha condenado la secretaria de Salud Laboral de CCOO-Toledo, Nuria Garrido.

"Todas las muertes son terribles, pero la cifra de muertes en Toledo en 2020 es desmesurada, son seis más que en todo 2019 y eso pese a que en este año la actividad laboral se ha visto muy reducida a consecuencia del estado de alarma, los ERTEs, el teletrabajo y demás efectos de la pandemia", ha señalado.

Compartir