12 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

CAMPAÑA ELECTORAL POR LA PRESIDENCIA DE LA JUNTA

Núñez plantea un plan extraordinario para trabajadores interinos y Page le acusa de "demagogia"

El candidato del PP a la Presidencia de la Junta, Paco Núñez, ha asegurado que si gobierna en la región, no habrá despido de interinos y ha propuesto aprobar, de la mano de los sindicatos, un plan extraordinario de consolidación del empleo público para regular su situación.

En declaraciones a los medios de comunicación en Caudete (Albacete), tras mantener un encuentro con asociaciones socio-sanitarias, Núñez ha explicado que el problema de los interinos, muchos de los cuales pasan años "dando tumbos" de un sitio a otro, afecta a la sanidad, la educación y la administración en su conjunto, por lo que ha considerado que se requiere "una solución global" para reducir la cuota de interinidad en Castilla-La Mancha.

El candidato del PP ha señalado que el presidente autonómico, Emiliano García-Page, ha retrasado "deliberadamente" los concursos de traslados a septiembre u octubre "para evitar despidos en mayo" y ha añadido que, si él gobierna en la región, "no habrá despidos de interinos".

Asimismo, ha avanzado su intención de aprobar, de la mano de los sindicatos, un plan extraordinario de consolidación del empleo público que permita regular su situación y adquirir la categoría de personal laboral en la administración.

Una condición extraordinaria que, como ha indicado, "hay que validar con el Ministerio, con una normativa determinada", pero que ya adoptó el Ejecutivo central cuando gobernaba el PP.

"Yo lo que quiero es aplicar la misma estrategia jurídica que aplicó el Gobierno de España para consolidar interinos, vinculados a sanidad, educación y administración en su conjunto, para que, de manera extraordinaria, puedan consolidar sus puestos de trabajo como laborales", ha apostillado.

Por otra parte, Núñez ha criticado que el Consejo de Gobierno aprobara este martes "deprisa y corriendo", a solo unos días para la celebración de elecciones, el decreto de tiempos máximos en los servicios de urgencias hospitalarias y se ha preguntado qué ha estado haciendo García-Page durante cuatro años.

El candidato 'popular' se ha comprometido, asimismo, a atender "todas y cada una de las reivindicaciones de la Atención Primaria", tras afirmar que el actual gobierno "ha perjudicado la gestión de la sanidad".

En este punto, ha reiterado su apuesta por crear una Dirección General de Atención Primaria, dotar a este nivel asistencial del personal sanitario suficiente para tener diez minutos de atención por paciente, ampliar la capacidad de pruebas diagnósticas y recuperar la carrera profesional, además de consolidar de manera extraordinaria a los interinos.

Núñez ha dicho que el PP hará suyas estas medidas y ha aseverado que lo hará apoyándose "en dos cuestiones fundamentales": listas de espera cero en Atención Primaria y pediatras en los centros de salud.

El candidato 'popular ha destacado también la necesidad de elevar "progresivamente" el presupuesto destinado a este nivel asistencial hasta alcanzar el 25 por ciento, pues ha estimado que ahora está por debajo del 20 por ciento.

Para ello, ha insistido en que la creación de una Dirección General serviría para garantizar que ese presupuesto no acabe en hospitalaria.

Page le acusa de demagogia

Mientras, el candidato a la reelección del PSOE a la Presidencia de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha considerado este miércoles que los planes del candidato del PP a la Junta, Paco Núñez, respecto a los trabajadores públicos y personal interino de la Administración regional, son "demagogia".

Así, en un acto con empresarios del sector agrario en Argamasilla de Calatrava (Ciudad Real), García-Page ha destacado que cuando el PP gobernó en Castilla-La Mancha llegaron, por ejemplo, a despedir hasta a 6.000 docentes y miles de empleados de la sanidad.

"La única garantía", ha subrayado el también presidente regional, es el PSOE, partido que ha apostado desde el inicio de la democracia por los servicios públicos y que ha demostrado que "cree" en ellos.

Además, según ha informado el PSOE en un comunicado, se ha comprometido este miércoles a poner en marcha un "cheque de primera oportunidad" de 12.000 euros al año para que los jóvenes de la región que terminen sus estudios universitarios o de Formación Profesional puedan acceder a un empleo digno.

García-Page, ha asegurado que esta medida supondrá un "empujón optimista" que la sociedad castellano-manchega ofrecerá a los jóvenes de la región "para que empiecen a "labrarse su camino en empresas o autoempresas", como parte de una estrategia global con la creación de 100.000 puestos de trabajo como meta y, sobre todo, después de haber creado otros 102.000 empleos en estos últimos cuatro años.

El "cheque de primera oportunidad" constituirá, ha explicado el socialista, "un año de empujón, de acompañamiento y de ayuda", para que los jóvenes que terminen sus estudios no que se queden "en el limbo" y tarden en tener una primera experiencia profesional, ha informado el PSOE en un comunicado.

Una medida "determinante" que, ha proseguido García-Page, vendrá acompañada de un refuerzo del Plan del Retorno del Talento, que ha sido secundado por el Ejecutivo central, y el mantenimiento de los descuentos del 50 por ciento en los transportes por carretera para los jóvenes con los que no sólo "facilita la movilidad" sino que contribuye a frenar la "deslocalización" y ayuda directamente a muchas empresas de transporte.

García-Page también se ha comprometido a impulsar políticas de acceso a la vivienda tanto en compra como en alquiler para los jóvenes de Castilla-La Mancha y que aprovechará el recientemente aprobado Plan Nacional de Vivienda, para situar a la región al frente de las ayudas al alquiler y adquisición de vivienda para jóvenes.

COMPARTIR: