EL NOMBRAMIENTO PODRÍA HACERSE PÚBLICO EL 21 DE DICIEMBRE

Francisco Cerro Chaves se perfila como nuevo arzobispo de Toledo en sustitución de Braulio Rodríguez

Francisco Cerro Chaves Francisco Cerro Chaves

El actual obispo de Coria-Cáceres, Francisco Cerro Chaves, se perfila como nuevo arzobispo de Toledo en sustitución de Braulio Rodríguez, según una información que publica Infovaticana, en la que asegura que este obispo extremeño, de 62 años, podría tomar posesión de su nueva diócesis a finales de enero de 2020 y su nombramiento se haría oficial antes de Navidad. Este periódico afirma que el nombramiento se hará público el 21 de diciembre.

El arzobispo saliente, Braulio Rodríguez, ha sido -salvo la excepción de Francisco Valero y Losa, muerto en 1720- el único prelado titular de la archidiócesis toledana en 400 años que no ha sido creado cardenal, y que lo sea en el futuro, ya jubilado, es harto improbable. Con este nombramiento Cerro Chaves se pondría en primera fila ante un hipotético capelo cardenalicio que recayese en nuestro país, según Infovaticana.

Francisco Cerro Chaves nació el 18 de octubre de 1957 en Malpartida de Cáceres y cursó los estudios de bachillerato y de Filosofía en el Seminario de Cáceres, completándolos en el Seminario de Toledo. Fue ordenado sacerdote el 12 de julio de 1981 en Toledo. Se licenció y doctoró en Teología Espiritual en 1997 en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. Además, es doctor en Teología de la Vida Consagrada en la Universidad Pontificia de Salamanca.

Desempeñó diversos ministerios antes del episcopado, entre ellos, el de Vicario Parroquial de “San Nicolás”; Consiliario de Pastoral Juvenil; Colaborador de la Parroquia de “Santa Teresa” y director de la Casa Diocesana de Ejercicios Espirituales de Toledo.   Es miembro fundador de la “Fraternidad Sacerdotal del Corazón de Cristo”. Desde 1989 trabajó pastoralmente en Valladolid, donde fue capellán del Santuario Nacional de la Gran Promesa y director del Centro de Formación y Espiritualidad del “Sagrado Corazón de Jesús”. También fue director diocesano del “Apostolado de la Oración” y miembro del Consejo Presbiteral Diocesano; delegado Diocesano de Pastoral Juvenil y Profesor de Teología Espiritual del Estudio Teológico Agustiniano. El 2 de septiembre de 2007 fue ordenado Obispo de Coria-Cáceres. Cuando llegó a la diócesis el seminario contaba con 11 seminaristas.

Su lema episcopal es “Cor Jesu fons evangelizationis pauperibus”, que significa “El corazón de Jesús fuente para evangelizar a los pobres”. En palabras del propio Obispo explicando su lema “Los pobres también son llamados a evangelizar nuestro mundo donde, en ocasiones, prevalece el “tener” y “la eficacia”. Sólo los pobres podremos avanzar y llevar a esta humanidad sedienta de amor a las fuentes de Agua Viva, (cf.Jn 4,10)”.

Compartir