19 de febrero de 2018
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

SUCESOS

Desarticulada una banda que facilitaba empadronamientos falsos en Toledo y Albacete

FOTO: Europa Press
FOTO: Europa Press

La Policía Nacional ha desarticulado en Granada un grupo organizado dedicado a la obtención de beneficios económicos mediante la venta fraudulenta de empadronamientos ficticios a personas en situación irregular para su regularización en España a cambio de dinero, que actuaba en Toledo y Albacete, entre otras provincias españolas.

A los tres miembros de esta organización se les considera también autores del denominado timo del "nazareno", con numerosas empresas perjudicadas pertenecientes al sector eléctrico y de alimentación y ubicadas en Granada, Málaga, Almería, Sevilla, Vigo, Toledo, León y Albacete.

Según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, en los tres meses de actividad se les han acreditado ingresos ilícitos por más de 160.000 euros. Las investigaciones comenzaron el pasado mes de octubre al detectarse un alto número de empadronamientos de personas extranjeras en municipios del cinturón de Granada que, acto seguido, formulaban peticiones de residencias. La investigación policial determinó que en todos los casos se estaban falsificando los contratos de alquiler en viviendas para conseguir el empadronamiento.

La investigación ha podido acreditar la existencia de unos 150 empadronamientos fraudulentos por los que habría obtenido unos ingresos ilícitos de unos 37.000 euros en el plazo de tres meses.

Más delitos

Del estudio posterior del material intervenido se ha determinado que este hombre, junto a dos personas más, también se dedicaron a suplantar a empresas jurídicas y físicas para, en su nombre, adquirir mediante pagarés y pagos aplazados abundantes mercancías de tipo alimenticio, material eléctrico o maquinaria industrial.

El modo de operar consistía en lograr datos de la titularidad de empresas de acreditada solvencia a través de Internet y redes sociales y enviar mercancías que posteriormente vendían a terceros a precios muy inferiores a su valor de mercado. De esta forma habrían defraudado cantidades superiores a los 125.000 euros a numerosas empresas ubicadas en Granada, Málaga, Almería, Sevilla, Vigo, Toledo, León y Albacete

COMPARTIR: