ALERTAN DE QUE SU TRABAJO QUEDA DEVALUADO

Tirón de orejas de los trabajadores sociales al Gobierno de Castilla-La Mancha: no hay dinero para ayudas vigentes

El Colegio de Trabajo Social de Castilla-La Mancha ha denunciado mediante un comunicado que el Gobierno regional sigue sin dotar del presupuesto necesario a dos prestaciones económicas vigentes como el Ingreso Mínimo de Solidaridad (IMS) y las Ayudas de Emergencia Social (AES), de las que los trabajadores sociales recalcan su importancia añadida en la actualidad "ante la situación de emergencia social" que dicen haber detectado desde el inicio de la pandemia de coronavirus.

"La falta de fondos en ambas prestaciones ha provocado que no se haya resuelto ningún IMS nuevo desde septiembre de 2019 (a pesar de que en estos momentos está vigente una nueva convocatoria) y que se haya terminado el presupuesto asignado en la partida de Ayudas de Emergencia Social, quedando muchísimas familias que cumplen requisitos sin poder atender", alertan desde el Colegio.

La falta de presupuesto, según los trabajadores sociales, "afecta también al tiempo que transcurre entre que la persona solicita la prestación y la Administración puede pagar, siendo gravemente contradictoria la tardanza en el pago de ayudas de emergencia social, destinadas a la atención de situaciones urgentes y de grave necesidad y en el Ingreso Mínimo de Solidaridad, destinado a la cobertura de necesidades básicas".

"Ante la falta de presupuesto y la paralización de las resoluciones de concesión, nuestra prescripción técnica queda totalmente devaluada, los proyectos individuales de atención irrealizables y el acompañamiento profesional seriamente dañado", explican.

Además, recuerdan que mientras se define el Ingreso Mínimo Vital anunciado por el Gobierno de España, "la ciudadanía no puede esperar y la Administración autonómica, a través de las prestaciones que ya tiene técnicamente articuladas, debe responder de forma inmediata". "La crisis sanitaria que la pandemia del COVID-19 ha producido derivará sin duda alguna en una crisis social que agrava la difícil situación en la que ya se encontraban muchas familias y genera nuevas situaciones de pobreza extrema. La población más vulnerable y la nueva ciudadanía afectada necesitan respuestas urgentes y eficaces", señalan los trabajadores sociales castellano-manchegos.

Para corregir lo que consideran una "grave situcación", desde el Colegio instan al Gobierno regional a articular "una dotación presupuestaria urgente a nivel regional para hacer frente a las necesidades básicas de la población más vulnerable mediante las prestaciones ya reguladas y vigentes en este momento", además de reducir los procedimientos burocráticos de forma "imprescindible y urgente"

Por último, los trabajadores sociales insisten en que "es necesario no dejar a nadie atrás", algo que "no se puede quedar en un eslogan" y "ha de materializarse" porque "hoy es ya tarde".

Compartir
Update CMP