18 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

EN MATERIA HÍDRICA

Nace la Federación de Comunidades de Regantes de Castilla-La Mancha para defender los intereses de la región

Castilla-La Mancha ya cuenta con una Federación de Comunidades de Regantes de aguas subterráneas y superficiales que han unido sus fuerzas para defender "con una única voz" los intereses hídricos de sus regantes y, así, los de todos los ciudadanos de la región.

Castilla-La Mancha cuenta desde este lunes con una Federación de Comunidades de Regantes de aguas subterráneas y superficiales que han unido sus fuerzas para defender "con una única voz" los intereses hídricos de sus regantes y, así, los de todos los ciudadanos de la región.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, durante la firma del acta fundacional que ha sido suscrita por un total de 17 de estas entidades en la localidad de Villarrobledo (Albacete), ha dicho que la constitución de una Federación de Comunidades de Regantes en Castilla-La Mancha era "muy necesaria".

"Para mí es una de las mayores satisfacciones porque habéis hecho algo que muchos pensaban que no era posible", pero desde el Gobierno de Castilla-La Mancha y desde los propios regantes "hemos sido muy perseverantes", ha destacado.

Así se aspira a que estén dentro de esta organización las más de 500.000 hectáreas de regadíos (el 13 por ciento de superficie agrícola útil frente al 21 por ciento a nivel nacional) y sus 60.000 agricultores, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Esta Federación, ha dicho Martínez Arroyo, era para el Gobierno de Castilla-La Mancha "un objetivo innegociable para el futuro de nuestro sector agrario" y hoy finalmente, tras una década de intentos fallidos, ha recordado el que será su presidente provisional, Herminio Molina, presidente de la Junta Central de Regantes de la Mancha Oriental, en la que están representados el 100 por ciento de los regantes del Júcar, se ha logrado un "hito".

A partir de ahora, los regantes de Castilla-La Mancha estarán organizados para poder defender sus intereses como ya lo hacen en otras regiones como la valenciana, Murcia o Aragón y es que era preciso que "en Castilla-La Mancha existiera una federación compatible con el resto de comunidades que defienden los intereses particulares de cada cuenca".

A las 17 comunidades de regantes que han firmado este acta fundacional, donde están, entre otras, cuatro de las seis comunidades de regantes del Alto Guadiana, se espera se le irán sumando otras cuentas minoritarias como las del Duero o el Ebro, una vez estén organizadas, y el resto "lo van a hacer en un futuro porque nada mejor que una federación para defender los intereses de todos" porque aquí "de lo que estamos hablando es de Castilla-La Mancha".

COMPARTIR: