CONCRETAMENTE EN CIUDAD REAL

Ojo al cielo: un dron de Tráfico vigila y multa en carreteras de Castilla-La Mancha

Un dron de la Guardia Civil de Tráfico ha vigilado este miércoles y jueves varios tramos de carreteras de la provincia de Ciudad Real, en horario de mañana y tarde, en zonas previamente seleccionadas por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil del Subsector de Tráfico, por existir un mayor riesgo de accidentes.

Así lo ha dado a conocer la jefa provincial de Tráfico, Raquel García, quien ha recordado que, en la actualidad, la DGT cuenta con once drones -tres de ellos certificados por el Centro Español de Metrología (CEM)- y a los que se incorporarán otros 27 cuya adjudicación está ultimada.

Entre sus funciones principales, está vigilar el tráfico en aquellos tramos donde el riesgo de accidentabilidad es mayor, con el objetivo de dar mayor protección de los colectivos vulnerables (ciclistas, motociclistas y peatones) y realizar una vigilancia en tramos de riesgo.

En segundo lugar, el dron tiene como misión dar mejor servicio en los operativos especiales de tráfico, a través de la monitorización y el apoyo a la regulación del tráfico en operaciones y eventos especiales.

En tercer lugar, ha explicado García, estos drones sirven para apoyar en situaciones de emergencia, entendidas como aquellas incidencias sobrevenidas que, por su gravedad, afecten de manera notable a la circulación y seguridad de los usuarios de las vías.

Y en cuarto lugar, detectar infracciones, realizando una supervisión de distracciones durante la conducción y controles de velocidad.

La jefa provincial de Tráfico ha remarcado que el principal objetivo, en cualquier caso, sigue siendo combatir la siniestralidad a través de la vigilancia del tráfico y del comportamiento de los conductores, y mejorar la gestión del tráfico.

García ha podido comprobar este jueves el funcionamiento de estos drones en una visita que ha realizado, junto con la subdelegada del Gobierno, María Ángeles Herreros, al lugar donde se estaba actuando.

Herreros ha aprovechado la visita para destacar que las infracciones más peligrosas que detectan los drones tienen que ver con el no uso del cinturón de seguridad, con las distracciones por el uso del teléfono y otros dispositivos móviles, mientras se conduce, y por no respetar la distancia de seguridad a la hora de adelantar a ciclistas.

Compartir
Update CMP