14 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

87.000 HORAS SIN PAGAR

CCOO cree "obsceno" lo que ocurre cada semana en Castilla-La Mancha

El secretario general de CCOO de Castilla-La Mancha, Paco de la Rosa, ha considerado hoy que es "un poco obsceno" que en la región se hagan a la semana 87.0000 horas extras que no son pagadas y no cotizan, ya que con ellas se podrían crear semanalmente 2.600 puestos de trabajo.

A preguntas de los periodistas, sobre la entrada en vigor este domingo de la norma que obliga a las empresas ha llevar un registro diario de jornada laboral, De la Rosa ha comentado que "es curioso, que hace apenas dos décadas fichar en el trabajo era una de las pretensiones patronales más marcadas, los empresarios querían que los trabajadores ficharan, querían controlar su entrada y su salida, y que hoy seamos nosotros los que queremos que se nos controle·.

"Entre otras cosas porque, por ejemplo, cuando termine esta semana en esta tierra se habrán realizado aproximadamente 87.000 horas gratis, cada semana podríamos crear en torno a 2.600 puestos de trabajo solo con las horas extras que se trabajan y no se pagan", ha añadido.

Y ha defendido que el que exista un control horario tiene que servir para dar normalidad a las jornadas laborales, con independencia de que puedan existir sectores en los que necesariamente tiene que haber flexibilidad laboral por su propio concepto.

"Pero la flexibilidad laboral no tiene que ser un elemento de explotación laboral", ha advertido el secretario regional de CCOO, que ha considerado que incluso aunque las horas extras se cobren, "es un poco obsceno pensar que la gente trabaja un par de horas que normalmente no se cotizan y que se cobran de aquella manera", y que "para colmo muchas ni siquiera se cotizan ni se pagan".

Además, en el caso de Castilla-La Mancha, que no tiene muchos trabajadores ya que tiene una población ocupada de 850.000 personas, "pensar que dada semana se hacen 87.000 horas que no se pagan ni se cotizan es algo totalmente contrario a la razón", ha aseverado.

A su juicio, regularizar la jornada laboral "debería de ser algo que se hace con normalidad", pero como desgraciadamente no se hace, lo que hay que intentar es buscar elementos correctores.

Por ello, ha calificado como "una muy buena noticia" que haya "un reloj en cada una de las empresas, para que los trabajadores sepan cuál es su jornada laboral real y los empresarios sepan que con una jornada normal como establece cada uno de los convenios colectivos es suficiente".

Preguntado por la entrada en vigor de esta norma, De la Rosa ha dicho que su impresión personal es que de momento el empresariado "ha sacado las uñas como el gato", aunque también percibe que "los empresarios de verdad se lo han tomado tan normal como que ya llevaban haciéndolo durante mucho tiempo.

Y ha abogado por que los que no aceptan esta medida se convenzan "de que es la mejor fórmula para que haya un control y además de hecho ellos también podrán tener un control real sobre el trabajo que se está realizando en su empresa".

"Es algo mutuo, el trabajador sabe lo que tiene que trabajar y el empresario sabe lo que ese trabajador trabaja, por lo tanto tiene que haber normalidad", ha añadido.

COMPARTIR: